viernes, 27 de mayo de 2016

Las prepagas no pueden cobrar adicionales por edad a sus afiliados

Un fallo judicial le prohibió a una firma que le cobre adicionales por edad a beneficiarios con más de 10 años de afiliados.     

La Cámara en lo Civil y Comercial federal prohibió a una empresa de medicina prepaga cobrar adicionales por edad a dos afiliados que tenían más de 10 años de antigüedad en la obra social, confirmaron hoy fuentes judiciales. Al confirmar una medida cautelar dictada en primera instancia la Sala II de la Cámara le ordenó a la empresa prestataria que se abstenga facturar con aumento la cuota del plan de salud que tienen contratados C.A.P. y N.R.C., quienes superaron los 65 años de edad cuando ya contaban con más de 10 años como afiliados.

Los demandantes, ambos discapacitados, reclamaron la medida cautelar para que no se les incrementara la cuota con el argumento de la franja etaria. Basaron su pedido en la ley 26.682 (Marco Regulatorio de la Medicina Prepaga), promulgada en mayo de 2011.

El artículo 12 de la ley establece que a “los usuarios mayores de 65 años que tengan una antigüedad mayor de 10 años” como afiliados a la empresa de medicina prepaga “no se les puede aplicar el aumento en razón de su edad”.

El tribunal de segunda instancia sostuvo que “fácil es concluir que la apelante debe abstenerse de cobrar adicional por edad, teniendo en cuenta que los actores en la fecha en que se promulgó la citada ley 26.682, tenían 67 y 65 años respectivamente, con una antigüedad de afiliación de 10 años”.

Para justificar el dictado de la medida cautelar los camaristas Ricardo Guarinoni, Graciela Medina y Alfredo Gusman tuvieron en cuenta la “incertidumbre” de P. y C. sobre la continuidad de los servicios médico-asistenciales contratados.

Fuente: Mirada Profesional

jueves, 26 de mayo de 2016

Provincia pone en marcha su plan para reducir la mortalidad materno-infantil

Desde el Ministerio de Salud bonaerense realizaron actividades en distintos distritos del plan llamado “Al fin en casa”, que busca bajar en los próximos años los índices de este flagelo.              

La ministra de Salud de la Provincia, Zulma Ortiz, se reunió en Vicente López con el intendente Jorge Macri, con quien conversó sobre las estrategias a implementar en forma conjunta lograr un descenso sostenido de la mortalidad materno-infantil. También coincidieron en la necesidad de trabajar en la digitalización de las historias clínicas para que pueda ser accesible a distintos especialistas y así mejorar la atención de los pacientes.

La titular de Salud informó al jefe comunal acerca de la implementación de un programa llamado “Al fin en casa”, a través del cual se establecerá un seguimiento domiciliario de los bebés nacidos prematuramente, que son quienes más riesgo tienen de morir en el transcurso del primer año de vida.

Además, la ministra explicó ante los secretarios de Salud y referentes de la región sanitaria V que, por decisión de la gobernadora María Eugenia Vidal, este año “se realizarán 38 obras en 24 hospitales, lo que les permitirá seguir funcionando ya que en la actualidad sufren graves problemas edilicios”. Detalló que esta iniciativa se lleva a cabo en el marco de un plan de salvataje que encaró el gobierno provincial para los hospitales bonaerenses junto con el incremento de un 117 % para el presupuesto que se destina a la adquisición de insumos hospitalarios.

Durante su visita al distrito, la titular de la cartera sanitaria también encabezó una jornada de trabajo en la que se avanzó en el armado de una red perinatal regional, que busca profundizar la articulación de los efectores de salud de la región V, que reúne a los municipios de la zona norte del conurbano bonaerense. Según los últimos datos estadísticos, en esa región mueren 583 chicos al año, de los cuales 177 fallecen antes de los 28 días.

Ortiz explicó que el 80 por ciento de la mortalidad infantil de la Provincia se concentra en cuatro regiones sanitarias: V, VI, VII y XII, situadas en el Conurbano bonaerense. Y aclaró que “la potencialidad de la región sanitaria V radica en el buen desarrollo de los servicios municipales, lo cual va a facilitar el trabajo en red con los efectores de la Provincia para reducir la mortalidad”, expresó Ortiz.

El encuentro –que se desarrolló en el Centro Universitario Municipal– reunió a las autoridades sanitarias provinciales, regionales y a los secretarios de Salud, directores y jefes de servicio de pediatría, maternidad y neonatología de los hospitales municipales y provinciales de toda la región V.

Allí, la ministra detalló las prioridades de la cartera sanitaria, entre ellas la prevención de las muertes neonatales (antes del mes de vida), y explicó que el 60% de la mortalidad infantil ocurre en los primeros 28 días de vida, la mayoría de las veces por prematurez, razón por la cual “estamos trabajando en toda la Provincia para generar redes de atención perinatal regionales, que permitan que cada bebé prematuro llegue en tiempo y forma al nivel adecuado de atención que necesita”.

En la región sanitaria V, los centros de salud de referencia para la derivación y atención de embarazadas y bebés recién nacidos de alto riesgo serán los hospitales Eva Perón de San Martín, Cordero de San Fernando (provinciales), el materno infantil de Tigre y las maternidades de San Isidro y Vicente López (municipales), por la alta complejidad de sus servicios de atención en estas especialidades médicas.

También hoy, durante la visita a Vicente López, la ministra Ortiz y el secretario de Salud local, Martín Darway, recorrieron la Unidad de Respuesta Inmediata (URI) “Dr. José Burman”, que cuenta con consultorios de ginecología, pediatría, odontología, rayos y mamografía, y que atiende más de 4.500 consultas por año. Allí, Darway explicó que “este centro combina atención primaria de la salud con la asistencia de las emergencias las 24 horas”.

Además de la ministra y el intendente Macri, participaron de las actividades los subsecretarios de Atención de las Personas, Evelina Chapman; Contralor del Conocimiento, Redes y Tecnologías Sanitarias, Elsa Andina; y Gestión y Administración de los Recursos, Pablo Atchabahian; los directores provinciales de Hospitales, Leonardo Busso; de Salud en el Ciclo de Vida, Flavia Raineri; de Salud Comunitaria, Entornos Saludables y No Violentos, Carmen Storani y el director de la región sanitaria V, Fernando Tejo, entre otras autoridades.

Fuente: Mirada Profesional

martes, 24 de mayo de 2016

Mendoza: Suprema Corte de Justicia rechaza demanda por mala praxis contra médico y clínica

Partes: B. I. c/ Clinica J.J. Llaver y otros s/ ordinario

Rechazo de la demanda por mala praxis al no haberse acreditado el supuesto daño sufrido por la actora a raíz de la operación quirúrgica practicada por los codemandados.

Tribunal: Suprema Corte de Justicia de la Provincia de Mendoza 
Sala/Juzgado: Primera 
Fecha: 28-abr-2016

Sumario: 

1.-Debe revocarse la sentencia que hizo lugar a la demanda de mala praxis médica, pues no se ha acreditado la existencia de una lesión a la salud de la actora (a su función vocal) diferente a la que persistía en ella desde antes de la cuestionada cirugía; en consecuencia, lo no demostrado es el daño que pudo haber sufrido como consecuencia de la operación que estuvo destinada a extraer las formaciones nodulares, acerca de cuya extracción no aparecen reparos en el planteo de la demanda.

2.-Las consecuencias de la orfandad probatoria en punto a la existencia misma del daño no pueden ser endilgadas a la parte contraria bajo la excusa de inversión de la carga, máxime en casos en que una pericia médica podría haber cubierto las exigencias de demostración, creando la necesaria convicción en el juzgador, y tal pericia no fue ofrecida por la accionante y sí por la demandada, y fue la actora quien instó su caducidad en ejercicio de las facultades que el proceso le confiere.

3.-Si el daño no se demuestra, nada autoriza a invertir la carga y dar por sentado que la omisión de prueba recae en cabeza del profesional médico solamente porque es el que en mejores condiciones se encuentra para activar los mecanismos de demostración.

4.-El objeto sobre el que debe recaer el consentimiento informado está constituido por el tratamiento médico quirúrgico, ajustado a las leyes del arte de curar y los riesgos que le son inherentes, pero no comprende el resultado que es aleatorio, dada la incidencia en el mismo de factores exógenos y endógenos que pueden truncar el fin perseguido, dado el carácter de obligación de medios que reviste la del facultativo. 

Fallo:

En Mendoza, a veintiocho días del mes de abril del año dos mil dieciséis, reunida la Sala Primera de la Excma. Suprema Corte de Justicia, en acuerdo ordinario, tomó en consideración para dictar sentencia definitiva la causa N° 13-03677006-0/1, caratulada: CLÍNICA J.J. LLAVER EN J° 50.881/47.059 "B. I. C/ CLÍNICA J.J. LLAVER Y OTS. P/ ORDINARIO S/ INC- CAS.

De conformidad con lo decretado a fs. 81 quedó establecido el siguiente orden de estudio en la causa por parte de los Señores Ministros del Tribunal: primero: DR. JULIO R. GÓMEZ; segundo: DR. ALEJANDRO PEREZ HUALDE y tercero: DR. JORGE H. NANCLARES.

ANTECEDENTES:

A fs. 11/34 vta. la parte demandada, Dr. Jorge Aníbal Llaver, Dr. Germán Llaver y Clínica J.J. Llaver por intermedio de apoderado, promueven recursos extraordinarios de Inconstitucionalidad y Casación contra la sentencia dictada a fs. 562/569 por la Quinta Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial, de Minas de la Primera Circunscripción Judicial en los autos N° 50.881/47.059 "B. I. C/ CLÍNICA J.J. LLAVER Y OTS. P/ ORDINARIO".

A fs. 50/51 se rechaza formalmente el recurso de Casación y se admite el de Inconstitucionalidad, del cual se ordena correr traslado a la parte contraria, quien contesta el traslado solicitando su rechazo a fs. 52/63 vta. de autos.

A fs. 73/75 obra dictamen del Procurador General quien por las razones que expone, aconseja el rechazo del recurso formalmente admitido.

A fs. 80 se llama al acuerdo para sentencia y a fs. 81 se deja constancia del orden de estudio de la causa.

De conformidad con lo establecido en el art. 160 de la Constitución de la Provincia, esta Sala se plantea las siguientes cuestiones a resolver:

PRIMERA CUESTIÓN: ¿Es procedente el recurso de Inconstitucionalidad interpuesto?

SEGUNDA CUESTIÓN: En su caso, ¿qué solución corresponde?

TERCERA CUESTIÓN: Costas.

A LA PRIMERA CUESTIÓN EL DR. JULIO RAMON GÓMEZ, DIJO:

I. EL PROCESO EN EL QUE SE INTERPONE EL RECURSO DE INCONSTITUCIONALIDAD.1. En diciembre de 2005 la Srta. I. Barrozo inició demanda por daños y perjuicios derivada de mala praxis médica contra los Dr. Jorge Aníbal Llaver, Dr. Germán Llaver y Clínica J.J. Llaver, por la suma total de $230.000 con más intereses y costas, por la negligente atención médica recibida en la entidad demandada por parte de los mencionado galenos a consecuencia del acto quirúrgico que le practicaron el día 30-12-03.

-Comenzó su relato diciendo que a los 22 años obtuvo su título de Profesora en Tercer Ciclo en Ciencias Políticas para el EGB y Polimodal, para el cual se había preparado durante 4 años. En el examen médico exigido como previo por la D.G.E. para ejercer su profesión, se le diagnosticó HIATUS LONGITUDINAL, siendo su tratamiento los ejercicios foniátricos. En dicha oportunidad la Lic. Alejandra Humberto, le dijo que probablemente no le darían certificado de aptitud física hasta tanto el hiatus no cerrara, lo que así le informó la Regional de Zona Este el 17-04-03. Inició en consecuencia tratamiento con esa profesional y consultó con el Dr. Jorge Llaver, médico otorrinolaringólogo por consejo de la misma.

- El Dr. Llaver le diagnosticó hiatus longitudinal, y nódulos de la cuerda vocal 1/3 medio, indicándole tratamiento fonoaudiológico para el hiatus. Luego del tratamiento y más recuperada retornó a nueva consulta, ocasión en que el médico le extendió el siguiente certificado médico: "laringoscopía indirecta cuerdas vocales con buena movilidad, no hay edema en bordes libres, hiatus fisiológico en 1/3 anterior". Expuso que su buen estado le permitió realizar un reemplazo sin problemas hasta noviembre de 2003.

-En octubre de 2003 concurrió a Clínica Godoy Cruz para hacer interconsulta de los nódulos diagnosticados. La Dra. Estela Cremblin, especialista que la atendió, no vio ningún nódulo pero sí el hiatus longitudinal, para el cual le indicó tratamiento fonoaudiológico. No obstante, el Dr.Llaver reiteró su diagnóstico al practicar una nueva lingoscopía indirecta, y sugirió efectuar cirugía de nódulos, explicándole a su madre que era una cirugía de mucho cuidado porque de lo contrario se podía hacer mucho daño, pero que él la había practicado con buenos resultados. La alentó a someterse a la misma, y le aseguró una recuperación rápida.

-La Lic. Humberto también le aconsejó la operación, razón por la cual concretó fecha y fue intervenida quirúrgicamente por los dos demandados el día 30-12-03. Una hora después de la operación, el Dr. Jorge Llaver la hizo hablar para que las cuerdas no perdieran tonicidad. El 5 de enero en el control le constató costras en las cuerdas, le recetó Butocort Aerosol para desinflamar y ayudar a cicatrizar, y le dijo que las cuerdas estaban sanas. A los pocos días volvió aunque sin voz, e inició tratamiento fonoaudiológico con la Lic. Humberto, quien luego de algunas sesiones le dijo que había concluido con el Dr. Llaver en que ya no iba a recuperar la voz y por ende no iba a poder ejercer la docencia, de manera que solamente realizarían tratamiento por 6 meses para mantener la poca voz que le quedaba.

-Volvió a consultar al Dr. Llaver luego de esta noticia, quien la revisó y le dijo que tenía edemas en las cuerdas vocales, aritenoiditis y que no había recuperado la voz porque las cuerdas no estaban cicatrizadas, aunque el hiatus había cerrado. Confirmó lo que le dijo la Licenciada en cuanto a que la disfonía iba a estar siempre y no podría ejercer la docencia.

-Como consecuencia de ello consultó a un nuevo profesional, el Dr. Stipech, quien le dijo que el hiatus se arreglaba con un buen tratamiento y le sugirió cambiar de fonoaudiólogo. Acudió a la Lic. Poli Oltropolsky y luego a la Lic.Ana Gloria Ortega, especialista en voz.

-Concluyó el relato sosteniendo que su dolencia originaria de hiatus longitudinal se curaba con un buen tratamiento fonoaudiológico, y que después de la cirugía le había quedado un cuadro compatible con rigidez mucosa cordal, vibración irregular, no simétrica de ambas cuerdas, produciéndole dificultad fonatoria que no remitiría, siendo los ejercicios foniátricos solo de mantenimiento, no una solución defintiva.

-Demandó $130.000 por daño material y $100.000 por daño moral. Como prueba acompañó instrumental referida a su currículum vitae; los informes proporcionados por el Dr. Llaver, la Lic. Ortega, el laboratorio de anatomía patológica; certificado emitido por el Dr. Stipech y rinofibrolaringoscopía de fecha 21-04-04 solicitada por ese profesional.

2. Contestaron los demandados. Negaron los hechos relatados y expusieron que las cosas acontecieron de la siguiente manera:

-La Srta. Barrozo los consultó por primera vez a los 14 años (1995) por anginas a repetición y disfonía, encontrándose como signos amigdalitis crónica hipertrófica y halitosis, por lo que se le efectuó laringoscopía indirecta por el trastorno de voz, observándose un proceso inflamatorio en ambas cuerdas vocales con edema (inflamación) de los bordes libres, y enrojecimiento en la unión del tercio anterior con el medio (estadío prenodular). Se le sugirió tratamiento foniátrico y psicológico, debido a la sospecha de una patología de carácter familiar, ya que su padre y un tío también eran sus pacientes y a que la neurosis es una de las principales causas no orgánicas de las disfonías, y habían detectado a la actora muy ansiosa.

-Perdieron contacto con la paciente hasta que en abril de 2003 los consultó por disfonía, refiriendo haber sido rechazada en un examen preocupacional en el que le habían diagnosticado Hiatus Longitudinal.Se le realizó examen físico que incluyó laringoscopía indirecta donde se observó: hiporreflexia faríngea, pequeñas formaciones blanco-nacaradas (nódulos) en la unión del tercio anterior con el tercio medio, aritenoiditis, moniliasis lingual. Se le indicó continuar con el ya iniciado tratamiento fonoaudiológico y se le recetó nistatina (antimicótico).

-En mayo de 2003 se detectó mejoría de la moniliasis (micosis) y de la aritenoiditis, pero persistencia de la disfonía y nódulos. Además presentaba rinitis que se trató con Budesonide en aerosol. Se atribuyó importancia a la ansiedad, angustia que presentaba la paciente en relación con la génesis de la disfonía. En noviembre se practicó nueva laringoscopía indirecta donde se observó persistencia de los nódulos y del hiatus longitudinal con leve mejoría de la voz. Dado el escaso beneficio de los tratamientos, se recomendó operar los nódulos, considerando su utilidad para descartar una patología maligna subyacente, y se alentó a continuar con los ejercicios foniátricos y a iniciar tratamiento psicológico.

-Días previos a la operación, se volvió a constatar el mismo cuadro y por ende se procedió a operar, aclarando que conforme se explicó a la paciente y a su madre, no se le garantizó que habría un cambio en la voz, pero que la operación sí permitiría descartar mediante biopsia una patología maligna (cáncer). También en esa oportunidad le manifestaron la necesidad de continuar luego de la cirugía con tratamiento foniátrico y psicológico para disminuir los factores que llevaron a producir la afección que padecía.

-Fue operada el 30-12-03 previa autorización de la obra social -que efectuó las correspondientes auditorías donde se constató la necesidad de la cirugía-, analítica y electrocardiograma normales. Se solicitó el consentimiento informado para la práctica luego de explicarle en forma pormenorizada el alcance del acto quirúrgico a la actora y su madre, firmando ambas.

-La cirugía se desenvolvió sin problemas como también el post-operatorio inmediato.Se le dio el alta institucional y se la citó para controles, constatándose el 2 de enero lechos operatorios con fibrina (evolución normal) dificultad acentuada para fonar discordante con la visión laringoscópica y con el buen cierre glótico puesto en evidencia al toser. El 5 de enero en nuevo control se examinó buena evolución de la zona operada, ligera inflamación (edema) del borde libre de las mismas, y pequeñas costras en la zona de extirpación. Se medicó con antiinflamatorio en aerosol (Budecort) y se citó a nuevo control. El 14 de enero se constató edema en los bordes libres y aritenoiditis, siguiéndose con antibióticos y an4tiinflamatorios, recomendándose además reposo de la voz. El 22 de enero se advirtió con la visión laringoscópica buena evolución y se aconsejó continuar tratamiento foniátrico e iniciar psicológico (nunca cumplido por la actora). En febrero presentó mejoría de la voz, disminución del edema de los bordes libres de las cuerdas vocales, pero persistía la inflamación de los aritenoides. Se advirtió tos seca y buena oclusión gótica, indicándosele Sinaler B. El 11 de febrero se recibió el informe de anatomía patológica que descartó que los nódulos fueran malignos.

-La paciente no volvió a consulta pese a que no se le había dado el alta definitiva por parte de los médicos ni de la fonoaudióloga, conducta encuadrable en el art. 1111C.C. y que rompía el nexo de causalidad adecuado, hecho que además se erigía en eximente de la responsabilidad atribuida. Alegaron que no habían obrado de manera negligente ni imprudente, ya que la operación se realizó en un todo de acuerdo a su ciencia, y no existía relación de causalidad entre su actuación y el supuesto daño que decía haber sufrido la accionante. Afirmaron que la aseveración de la Lic.Ortega sobre que el proceso cicatrizal era elemento determinante de la supuesta lesión no era objetiva y constituía una falta total de criterio y de ética profesional; desconocía los hechos en su esencia y ostentaba contradicciones.

3. Las pruebas rendidas que aquí interesan fueron las siguientes:

a) Historia clínica, consentimiento informado y protocolo quirúrgico pertenecientes a la actora acompañada por los demandados.

b) Certificados e informes médicos varios acompañados por la actora:

-de la Dra. Crembil (otorrinolaringólogo) del 4-6-03y del 1-10-03, ambos: "Solicito tratamiento foniátrico. Disfonía de esfuerzo. Hiatus longitudinal de c.v."

-de la Lic. Ana Gloria Ortega del 11-08-04: "La Sra. I. Barrozo presenta un cuadro laríngeo consecuencia de cirugía de nódulos de c.v. con formación de zona cicatrizal que no produce onda mucosa. Este hecho determina la calidad tímbrica de la voz. Los ejercicios fonoaudiológicos (24 sesiones) han producido una notable recuperación del cierre cordal y de la voz. Debería prestarse atención al cierre cordal y no a la calidad tímbrica de la voz para el ejercicio docente. Esto es debido a que la calidad tímbrica es secuela de la cirugía."

-del Dr. Mario Stipech: rinofibrolaringoscopía de fecha 2-4-04: "cuerdas vocales: bordes libres de buena motilidad al fonar presentan un marcado hiatus longitudinal, los bordes cordales se tornan irregulares y hay avance de bandas. Certificado del 11-08-04: "certifico que la Sra. Barrozo presenta un cuadro disfónico, por un hiatus laríngeo fue operada de nódulos cordales por lo que debe continuar en tratamiento foniátrico para mejorar el cierre cordal."

-informe de anatomía patológica del 16-01-04: "Los fragmentos remitidos están revestidos parcialmente por epitelio escamoso o de tipo respiratorio, los que no muestran atipias ni cambios displásicos. En el corion se destacan nódulos fibrosos consectores edematosos y otros hialinizados. En uno de los fragmentos se encuentran algunas glándulas mucosas normales. Diagnóstico:hallazgos compatibles con nódulos laríngeos."

-informe de la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires, Hospital de Clínicas "José de San Martín". El mismo refiere que según consta en sus registros la actora fue atendida en su Servicio en junio de 2006; que conforme la HI de su Servicio fue atendida por disfonía con mal cierre glótico y pérdida de sustancia en cuerda vocal izquierda; que conforme dicha HI se le efectuó estroboscopía donde se observó onda de cuerda vocal izquierda pobre con mal cierre glótico; que surge del interrogatorio que fue operada de nódulos en cuerdas vocales en el 2003 en Mendoza, sin que tuviesen documentación adjuntada que lo certificase, ni constaba en la HI de su servicio los estudios que se le hubiesen realizado en Mendoza; que es posible que el estado de las cuerdas vocales al ingreso haya sido como consecuencia de la cirugía; que en su servicio se le inyectó grasa autóloga por microcirugía laríngea presentando buena tolerancia y buena respuesta al tratamiento; que presentó hiatus longitudinal previo al tratamiento efectuado en su servicio, y según informe estroboscópico posterior realizado en setiembre de 2006, logró compensarlo; que no existe documentación que avale que haya realizado tratamientos foniátricos sin resultados satisfactorios con anterioridad como refirió la paciente, ni laboratorios de voz anteriores o posteriores al tratamiento efectuado en ese servicio, ni tampoco hay constancia de que haya concurrido a controles posteriores al tratamiento al que se sometió en su servicio.

c) expediente administrativo iniciado ante el Consejo Deontológico Médico de Mendoza, a partir de la solicitud de informe de los demandados al Consejo sobre el certificado emitido por la Lic. Ana Gloria Ortega y que fuera acompañado como prueba por la actora.El Honorable Consejo, luego de evaluar las pruebas y el descargo presentado por la licenciada, concluyó en que su informes se había basado en pruebas objetivas (electroglotografía y laboratorio de voz), y que en lugar de haber aseverado que la falta de onda mucosa era consecuencia de una cirugía de nódulos de cuerdas vocales con formación de zona cicatrizal, debió haberlo consignado, si deseaba hacerlo, como "etiología presuntiva"; y que de ningún modo podía establecerse que el informe confidencial emitido por la Dra. Ortega al Dr. Buongiorno escondiera interés puramente económico como aseveraron los denunciantes.

Los demandados también ofrecieron pericia médica a cargo de especialista en otorrinolaringología que caducó por aplicación del apercibimiento dispuesto por el art. 179 del C.P.C., lo que también aconteció con informe fonoaudiológico solicitado a la Lic. Humberto, y con cuatro declaraciones testimoniales, entre ellas la de esa profesional.

4. La Juez de primera instancia rechazó la demanda por considerar que no se había acreditado la mala praxis ni la relación de causalidad entre la operación y el daño reclamado. Apeló la actora y la Cámara revocó la sentencia, con los siguientes argumentos:

-La juez de primera instancia consideró que la no producción de la prueba pericial no podía jugar en contra de los médicos, ya que la actora no la ofreció pese a que era quien en principio tenía la carga de hacerlo, y no existía motivo de reproche para llevarla a tener por configurada la culpa subjetiva contemplada en el art. 512 C.C.En el caso, los principios sobre carga probatoria no fueron correctamente aplicados, ya que los demandados no probaron ni fundamentaron la necesidad de llegar al acto quirúrgico, ni el grado de probabilidades que existía de que la actora empeorara, o en todo caso, de que su estado actual no fuera consecuencia directa de la operación.

-Los demandados afirmaron que la operación era necesaria y que se le explicó a la paciente y su madre que si bien no garantizaría un cambio en la voz, sí le permitiría descartar una patología maligna, pero no fundaron debidamente por qué sospechaban la malignidad de los nódulos, dándolo por cierto sólo por su opinión.

-El certificado de fs. 17 (de la Lic. Ortega) claramente atribuye el estado de la actora a la cirugía, por lo que más aún les incumbía probar que tanto la necesidad de la cirugía como también la práctica de ésta había sido correcta.

- El tribunal de ética profesional arribó sin contradicción al diagnóstico de la Fonoaudióloga Ortega, aclarando que debió haber consignado que el estado de la actora era consecuencia de la cirugía como etiología presuntiva, en tanto el informe de la Facultad de Medicina de Buenos Aires también consideró a la cirugía como la posible causa del estado de las cuerdas vocales de la actora.Sin embargo, los demandados nunca intentaron explicación aceptable respecto de las cicatrices que quedarían en la zona de cirugía y que provocan el actual estado de la actora, y si además entendieron que eran una consecuencia necesaria del acto quirúrgico, debieron así informarlo acabadamente, dejando debida constancia de ello recabando consecuentemente su eventual consentimiento.

-Todos estos elementos no ayudan a disipar las dudas existentes en torno a la alegada mala praxis de los profesionales, y no pueden inclinar la balanza en contra de la parte reclamante, en tanto fueron aquellos quienes aconsejaron y llevaron a cabo la cirugía que, en definitiva, dejó en peores condiciones a la paciente.

-Los demandados omitieron probar debidamente que el estado actual de la actora no es la consecuencia de su accionar, en un análisis de relación causal adecuada, donde la cuestión a resolver consiste en determinar si la ocurrencia del daño era de esperar en la esfera del curso normal de los acontecimientos, o bien estaba fuera de ese posible cálculo. Tampoco se hicieron cargo de probar que en su actividad médica actuaron con la diligencia que exigía la naturaleza de la obligación, de acuerdo a las circunstancias de la paciente. Esta conclusión se hace extensiva a "Clínica J.J. Llaver" en tanto ha quedado probado que la misma no deja de ser una sociedad de hecho conformada por los codemandados y habilitada especialmente como establecimiento prestador de salud.

-Con relación a los daños, resulta prácticamente imposible establecer cuál habría sido el grado de probabilidades de curación si no se hubiera practicado la operación, o si no hubiesen quedado secuelas (cicatrices). Del informe de la Facultad de Medicina de la UBA surge que con el tratamiento foniátrico había logrado una mejoría suficiente como para desempeñar su profesión, lo que evidentemente se truncó luego de la cirugía, siendo los demandad os responsables de la pérdida de chance de una recuperación bien más rápida o bien más completa.En consecuencia, de conformidad a lo dispuesto por el art. 90 inc. 7) del C.P.C. corresponde establecer como justa indemnización la suma de $80.000 por daño material y de $70.000 por daño moral, calculadas a la fecha de la sentencia, con más intereses.

5. Contra esta sentencia acude ante esta sede la parte demandada. II. LOS AGRAVIOS DEL RECURRENTE:

Erige sus agravios a partir de la arbitrariedad de la sentencia, la cual se aparta de las pruebas producidas violando el principio de congruencia, incurriendo en grave exceso ritual, e involucrando en forma expresa en el proceso su garantía constitucional de defensa en juicio. Sostienen específicamente que:

-No ha tenido en cuenta la Cámara la historia clínica acompañada, la cual está completa y no contiene alteraciones. En ella están acreditadas todas las comprobaciones realizadas en el examen médico, como también todas las efectuadas en el curso de la evolución de los tratamientos instituidos a la paciente. De sus constancias surge que el acto médico fue realizado con prudencia y prevención, cumpliendo con los parámetros de la diligencia debida.

- Del protocolo quirúrgico y del informe de anatomía patológica resulta que la operación era necesaria, y que el acto médico informado a la paciente y a su madre fue para descartar una patología maligna. No hubo error de diagnóstico ni impericia en el acto quirúrgico. La doctrina ha dicho que no hay conducta reprochable aún cuando el resultado del tratamiento puede llegar a no ser el buscado, dado el álea que existe en la actividad médica, siempre y cuando el profesional actúe con la debida diligencia, lo que surge de las pruebas omitidas.

- Ni la culpa ni la relación de causalidad entre el daño y el obrar culposo atribuido están acreditadas.La sentencia no puede afirmar que dejó en peores condiciones a la paciente por el acto quirúrgico cuando frente a un hecho de tal gravedad como es el nódulo y la disfonía crónica se atendió a la actora con diligencia y prudencia, buscando comprobar si era maligno o benigno y mejorar su disfonía.

-Prescinde del principio de discrecionalidad científica, conforme al cual el profesional goza de libertad para elegir, de acuerdo a sus conocimientos específicos, entre diversos caminos alternativos científicamente posibles e iguales para actuar sobre determinada patología previamente diagnosticada. La obligación de su parte no era de resultado y no se ha demostrado que incurrieran en mala praxis.

- Razona a partir de indicios olvidando los antecedentes tales como la historia clínica y los estudios del expediente administrativo traído como prueba. En otras palabras, tomó indicios que no son graves, precisos ni concordantes para tener por configurada la culpa de los galenos. No está configurada en el caso la antijuridicidad ni el nexo causal.

-Por principio de eventualidad procesal impugnan y rechazan los rubros condenados y su cuantía, ya que no hay pruebas fehacientes producidas que acrediten su procedencia. La cuantificación de los daños es abultada y se apoya solamente en la voluntad de la Cámara. La reparación de chances no importa vulnerar el principio de certeza del daño. Su acreditación, y la subsistencia de las secuelas exigían de la prueba pericial que la actora no rindió, quien tampoco aportó prueba alguna para la acreditación del alegado daño moral.

III.LA CUESTIÓN A RESOLVER:

El tema a resolver en la presente instancia consiste pues, en determinar si la sentencia de Cámara que hizo lugar a la demanda por entender que los médicos demandados actuaron con mala praxis, incurrió en el vicio de arbitrariedad para arribar a esa conclusión.

a)La arbitrariedad como fundamento del recurso extraordinario de inconstitucionalidad:

Tiene dicho este Tribunal que "la tacha de arbitrariedad requiere que se invoque y demuestre la existencia de vicios graves en el pronunciamiento judicial recurrido, consistentes en razonamientos groseramente ilógicos o contradictorios, apartamiento palmario de las circunstancias del proceso, omisión de consideración de hechos o pruebas decisivas o carencia absoluta de fundamentación (L.S. 188-446, 188-311, 102-206, 209-348, etc.).

Por estas reglas básicas, el recurso extraordinario de inconstitucionalidad por arbitrariedad no puede prosperar si la sentencia, no obstante algún argumento erróneo, se sostiene en otros razonables que no han sido suficientemente impugnados por el recurrente.En otros términos, su procedencia formal exige atacar todos y cada uno de los argumentos decisivos en los que se funda la sentencia recurrida, pues el hecho de que exista algún razonamiento jurídicamente equivocado no lleva inexorablemente a que la sentencia deba ser anulada, si ésta se funda en otros razonables que se mantienen en pie por no existir agravios o queja contra ellos (Ver LA 90-472; LA 120-363; LS 240-215; LS 276-86; LS 276-96; LS 271-239; LS 270-277).

b) La aplicación de estos principios al sublite:

En primer lugar, es menester precisar los hechos que no se encuentran discutidos en autos:

-antes de la operación de nódulos la actora fue diagnosticada con "hiatus longitudinal";

-antes de la operación la actora había realizado tratamientos foniátricos para su remisión sin resultado exitoso definitivo;

-los médicos demandados en su examen realizado en abril de 2003 observaron hiporreflexia faríngea, pequeñas formaciones blanco-nacaradas (nódulos) en la unión del tercio anterior con el tercio medio aritenoiditis y monoiliasis lingual, y en posteriores exámenes ratificaron el diagnóstico de hiatus y nódulos;

-no hubo error de diagnóstico ya que los nódulos existían conforme informe anátomo patológico, resultando del mismo su carácter benigno;

-con posterioridad a la operación persiste en la actora el diagnóstico de "hiatus".

- la dificultad de la actora para expresarse vocalmente (afonía) reconocía una larga evolución, anterior a la cirugía practicada por los médicos demandados. Había sido objeto de consultas y motivó la denegación de un certificado de aptitud para el ejercicio de la docencia por parte del equipo profesional que verificaba las condiciones de salud de los aspirantes al ingreso a la docencia.

Los hechos controvertidos que interesan especialmente para resolver el recurso, son los siguientes: a) si la dolencia de la actora se vió incrementada; b) en su caso, si lo fue como consecuencia de la intervención quirúrgica a que fue sometida; c) si hubo mala praxis.En ese aspecto de controversia se presenta el problema del "hiatus" que persiste, en tanto ello podría obedecer a la hipótesis que explicita la demanda (culpa médica). Recuerdo que la actora sustentó su demanda en la impericia con que los galenos actuaron en la intervención quirúrgica a que fue sometida, a partir del informe expedido por la Lic. Ana Gloria Ortega y del proporcionado por la Facultad de Medicina de la UBA.

Ambos señalan como posible el hecho de que la operación haya sido la causa de la disfonía persistente en la demandante. El informe de la licenciada, fue realizado en el marco de una interconsulta con otro profesional, y conforme el expediente administrativo tramitado ante el Consejo Deontológico de Medicina de Mendoza, en el mismo debió consignarse que, evaluando la génesis de la rigidez mucosa cordal detectada en la Srta. Barrozo, debió consignar que la microcirugía de laringe era solamente una "etiología presuntiva". El informe de la UBA por su parte, también señala como posible causa de la disfonía a la cirugía, y haciendo la aclaración de que nunca tuvieron a la vista los antecedentes de la paciente anteriores a su atención y consulta en su servicio.

En los términos en que la litis quedó constituida, es preciso tener en consideración que la solución del caso debe hallarse en las reglas del Código de Vélez, con sus reformas (especialmente la de la Ley 17711) por aplicación de los principios de derecho transitorio que emergen, al amparo de la normativa constitucional, del art. 7 del C.C. y C. vigente. Ello, por cuanto el alegado daño, a estar al relato de la demandante, se habría consolidado bajo la vigencia del código derogado, por lo que no se vislumbran consecuencias pendientes que puedan ser atrapadas por la nueva normativa (conf. Kemelmajer de Carlucci, La aplicación del Código Civil y Comercial a las Relaciones y Situaciones Jurídicas Existentes, Rubinzal Culzoni, 2015, pág.100).

Recuerdo que dentro de ese sistema jurídico sustancial, tal como acaece en el código vigente, para toda atribución de responsabilidad debe necesariamente existir como presupuesto primero de la misma el "daño", respecto del cual deberá a su vez mediar una relación causal que lo vincule con la conducta del sujeto (factor de atribución subjetivo) generadora del primero (o con el riesgo en caso de factor de atribución objetivo), sin cuyo acaecimiento deviene insostenible cualquier pretensión resarcitoria, trátese del ámbito de la responsabilidad contractual o extracontractual (art. 1109 y siguientes del C.C.)

En el juicio venido a esta instancia por vía del recurso extraordinario de inconstitucionalidad, lo que no se ha acreditado por medio probatorio suficiente para establecer un mínimo de certeza mediante la aplicación de la regla de sana crítica, es la existencia de una lesión a la salud de la actora (a su función vocal) diferente a la que persistía en ella desde antes de la cuestionada cirugía. En consecuencia, lo no demostrado es el daño que pudo haber sufrido como consecuencia de la operación que estuvo destinada a extraer las formaciones nodulares acerca de cuya extracción no aparecen reparos en el planteo de la demanda.

La prueba rendida, en todo caso, indicaría que la operación pudo causar la lesión, pero esa causación imputada se enfrenta con una relación causal independiente, extraña y anterior consistente en la dolencia de la actora que provocaba su disfunción vocal, de donde la probabilidad causal que la prueba indica deja de sostenerse por detracción de la condición a que se halla sujeta que es, justamente, la no aparición de otra causa anterior.Ahora bien, lo que esta Corte debe resolver en el control de constitucionalidad que le corresponde, es si la sentencia en recurso, que ante la orfandad probatoria descripta se inclina por invertir la carga de la prueba y, como consecuencia de esa inversión de la carga que hace reposar en los profesionales que practicaron la cirugía, tiene por demostrada la causalidad en el acto quirúrgico e imputa culpa a los profesionales, se sostiene como acto sentencial fundado.

Entiendo que la sentencia se ha apartado de la prueba rendida y ha ponderado incorrectamente las cargas probatorias que establece la ley procesal, endilgando responsabilidad por un daño causalmente no comprobado. Del modo en que se ha resuelto puede afirmarse que la sentencia se funda sólo en la voluntad judicial, por lo que el recurso debe ser acogido.

Si el daño es el hecho constitutivo a partir del que se deriva una responsabilidad, va de suyo que el Juez debe hacer reposar la carga de probarlo en quien lo invoca como base de su pretensión (art. 179 del C.P.C.). Las consecuencias de la orfandad probatoria en punto a la existencia misma del daño no pueden ser endilgadas a la parte contraria bajo la excusa de inversión de la carga, máxime en casos como el de autos en que una pericia médica podría haber cubierto las exigencias de demostración creando la necesaria convicción en el juzgador, y tal pericia no fue ofrecida por la accionante y si por la demandada y fue la actora quien instó su caducidad en ejercicio de las facultades que el proceso le confiere.

La inversión de la carga probatoria no se erige como un paradigma procesal alternativo al modo de los procedimientos inquisitivos ni fija presunciones de culpa.Actúa en supuestos de dificultad probatoria como regla dinámica a partir de las demostraciones cumplidas por la parte a cuyo cargo se halla probar - la que debe sostener el hecho constitutivo, en el caso el daño - y por ello su lógica incidencia en la cuestión de la comprobación de la "no culpa médica" frente al resultado lesivo.

Pero si el daño no se demuestra, nada autoriza a invertir la carga y dar por sentado que la omisión de prueba recae en cabeza del profesional médico solamente porque es el que en mejores condiciones se encuentra para activar los mecanismos de demostración.

Recuerdo las sabias consideraciones del Maestro Carnelutti en punto a las razones de la distribución de la carga probatoria: "...desde un punto de vista teleológico, teniendo en cuenta la finalidad del proceso, es evidente que el criterio ha de escogerse, no ya con referencia a su idoneidad para distinguir las partes respecto del hecho, sino también con referencia a la conveniencia de estimular a la prueba a aquella de ellas que más probablemente esté en condiciones de aportarla, y, por tanto, a base de una regla de experiencia que establezca cuál de las partes esté en mejores condiciones a ese efecto. Sólo así la carga de la prueba constituye un instrumento para alcanzar la finalidad del proceso, que no es la simple composición, sino la composición justa del litigio: por ello reacciona sobre la parte que pueda aportar una contribución más útil a la convicción del juez; y por ello, cuando dicha convicción haya de formarse en defecto de prueba, es decir, cuando el juez haya de desatender una afirmación sólo porque la parte no la ha probado, ofrece la probabilidad máxima de la coincidencia de dicha convicción con la realidad" (Sistema de Derecho Procesal Civil, ed UTHEA Argentina, traducido por Alcalá Zamora y Sentis Melendo, Tomo II, pág. 95/96).

La regla del art. 1734 del C.C. y C. y su excepción (art.1735) en modo alguno contradice el razonamiento que he expuesto respecto del deber de probar, en tanto se permite al Juez la aplicación al caso de la sistemática probatoria de las cargas dinámicas, en tanto se haya acreditado el daño como hecho constitutivo, que es, justamente, lo que no se encuentra probado en el caso que se examina.

Para arribar a esta conclusión, partiré de analizar las pruebas rendidas por los demandados a efectos de rebatir la alegada mala praxis. Surge del principal que además del expediente administrativo, rindieron la historia clínica de la Srta. Barrozo, el protocolo quirúrgico y el consentimiento informado, instrumental no impugnada por las partes y que carece de alteraciones o supresiones.

Como ya se ha expuesto en otros precedentes de este Tribunal (LS411-119), la historia clínica, conforme el concepto plasmado en el punto 8 de la Carta de Derechos y Deberes de los pacientes, del Plan de Humanización de Hospitales del Insalud (España), es "la información realizada por escrito de todo el proceso médico del paciente, incluyendo las pruebas realizadas en el mismo." (VÁZQUEZ FERREYRA, ROBERTO; Daños y perjuicios en el ejercicio de la medicina; Hammurabi, Bs. As. 1992, p. 223). Esta conceptualización pone de manifiesto la importancia que posee no sólo para el profano, sino también para cualquier otro profesional que por algún motivo deba eventualmente intervenir en la relación médico-paciente (LS434-157; 421-245).

En la especie, la historia clínica incorporada al principal detalla los antecedentes de la accionante, y el examen y tratamiento suministrados por los galenos. Tanto de ella como del protocolo quirúrgico y del informe de anatomía patológica surge que la actora desde su adolescencia presentaba un cuadro de disfonía, y que tanto éste como el diagnóstico de nódulos era el correcto.También que la operación se realizó normalmente y sin complicaciones, y que la paciente concurrió a tres controles posteriores luego de lo cual no constan otros exámenes ni el alta médica definitiva, aunque en el último control está prescripta la continuación de tratamiento fonoaudiológico y psicológico por indicación de los profesionales.

A estas pruebas debe agregarse la contestación efectuada por la Lic. Ana Ortega en el expediente administrativo ya referenciado, donde la profesional destaca que la rigidez mucosa cordal detectada en la Srta. Barrozo es una consecuencia frecuente de la operación que se le practicó y que ello no importa mala praxis (fs. 139).

El análisis armónico de las instrumentales detalladas, evidencian la ausencia de impericia o negligencia de los galenos tanto en el diagnóstico, como en el tratamiento, y en la intervención quirúrgica efectuada en la Srta. Barrozo.

No soslayo con esta conclusión, el hincapié que la Cámara efectúa sobre el consentimiento de la paciente, al entender que fue dado sin haber sido debidamente informada sobre los riesgos de la operación. Si bien es cierto que en el caso el mismo está preimpreso y no contiene detallados los riesgos propios de la operación para la cual se prestó, también es cierto que de acuerdo a lo ya analizado, la rigidez mucosa cordal es una consecuencia frecuente de ese tipo de cirugía y no involucra mala praxis, y, más importante aún, la actora al momento de demandar, no achacó la culpa de los galenos al incumplimiento en su deber de información. Por otro lado, de la historia clínica se desprende que la operación tenía por objeto solucionar la disfonía y extirpar los nódulos, y que al menos cumplió este último objetivo.Por consiguiente, no atribuirse la supuesta negligencia de los facultativos por una posible deficiente información al paciente, cuando el resultado de la operación fue exitoso dado que se le extirparon los nódulos y se descartó que fueran cancerígenos, y en cuanto a la disfonía, no se produjo prueba concreta de que la operación haya sido su causa adecuada.

La Cámara confunde los términos del consentimiento informado y la diligencia en la realización de la cirugía, con el resultado de la misma, olvidando que "El objeto sobre el que debe recaer el consentimiento informado, está constituído por el tratamiento médico quirúrgico, ajustado a las leyes del arte de curar y los riesgos que le son inherentes, pero no comprende el resultado que es aleatorio, dada la incidencia en el mismo de factores exógenos y endógenos que pueden truncar el fin perseguido, dado el carácter de obligación de medios que reviste la del facultativo". (Expte.: 96871 - TRIUNFO COOP. DE SEGUROS LTDA. EN J 111.885/31.707 VALLES LIDIA C/ CERUTTI ROSANA Y OTS. P/ D. Y P. S/ INC.Fecha: 05/10/2010 LS418-110).

Tampoco comparto el razonamiento de la Cámara en cuanto a que los quejosos no demostraron la necesariedad de la operación, desde el mismo momento en que ésta era uno de los medios terapéuticos posibles para la solución de la disfonía de la actora (otro sería tratamiento fonoaudiológico como alega ella misma en su demanda), además de su finalidad preventiva. Sobre este tema, es pertinente traer a colación la profusa jurisprudencia que existe y que esta Sala comparte (v.gr. "Palluchini" LS 402-202, "Mangiafico", LS357-221, más recientemente "López", del 03-11-15 entre otros, además de los ya citados) en torno la responsabilidad civil médica y la elección del tratamiento suministrado a la víctima.En esa línea de pensamiento, existe consenso general en que la culpa subjetiva que exige el caso no queda configurada por el simple hecho de elección de un tratamiento o práctica elegida de entre varias posibles de acuerdo a la ciencia médica (v.gr. "en el campo de la actividad médica rige el principio de discrecionalidad, que se manifiesta en la libertad del facultativo para adaptar los sistemas terapéuticos a las circunstancias que cada cuadro clínico exhiba" CNCiv. Sala A, 25-04-00 "Chapar de Becerra, María c/ Instituto Nac. De Servicios sociales para Jubilados y Pensionados"; "como todo tratamiento médico acarrea consigo un margen de imprevisibilidad o álea, no obstante se tomen todas las providencias del caso, por circunstancias diversas -conocidas o no-, el resultado perseguido por la actuación médica pu ede frustrarse total o parcialmente de modo no siempre reprochable al facultativo" CNFed. CC Sala III, 20-07-01 "Salguero, Carmen c/ Obra Social del Personal del Papel"). Cabe recordar que "La culpa médica debe apreciarse siempre en concreto. Para ello deberá preguntarse el juzgador qué es lo que habría hecho un médico prudente colocado en iguales condiciones externas a las que encontró el autor del hecho dañoso, debiendo tener en cuenta el estándar objetivo, correspondiente a la categoría de médico prudente, común, genérico ajustado sobre las bases de los arts. 512,902 y 909 del C.Civ." (autos n°104.331,"Araya"; 11-10-12).

Aún cuando en el sublite no se haya producido experticia, puede afirmarse que si la cirugía practicada era uno de los caminos posibles para solucionar la disfonía y una práctica necesaria para descartar la patología maligna, no existió error de diagnóstico ni actuación imperita.Por consiguiente, la mala praxis como hecho generador del daño reclamado no se encuentra probado, apreciación que alcanza a la relación de causalidad adecuada, pues al no existir impericia, la operación puede ser condición, pero no causa jurídicamente adecuada para la producción del daño.

Como es sabido, nuestro derecho recepta la teoría de la causa adecuada para determinar jurídicamente cuál es la causa del daño reclamado, a efectos de establecer los parámetros de la obligación de responder. Incluso así está ahora receptado expresamente por el CCivil y Comercial de la Nación (art.1726). El nexo causal es el elemento que vincula el daño directamente con el hecho e indirectamente con el factor de imputabilidad subjetiva o de atribución objetiva. Es el factor aglutinante que hace que el daño y la culpa, o en su caso, el riesgo, se integren en la unidad del acto que es fuente de la obligación de indemnizar. Es un elemento objetivo porque alude a un vínculo externo entre el daño y el hecho de la persona o de la cosa. (Figliano, Juan Pablo vs. Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires s. Daños y perjuicios /// Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil Sala H; 17-may-2010; Rubinzal Online; RC J 13512/10).

En materia de responsabilidad civil médica, el factor de atribución es subjetivo, y consiste en la culpa a que refiere el art. 512C.C. y exige prueba acabada. En el ocurrente esa prueba -pericia médica- no se rindió; y del cúmulo de las que aportaron ambas partes, tampoco surge -como ya analicé- su configuración. "El médico debe poner a disposición del paciente todos los medios a su alcance, sus conocimientos, sus habilidades y los cuidados requeridos por el cuadro de la enfermedad, para lograr su curación o mejoría, lo que incluye un diagnóstico correcto y una terapéutica eficaz, desde el momento en que se inicia su relación hasta su extinción.En otro orden de cosas, la impericia, desde el punto de vista técnico - legal, es la ausencia de los conocimientos normales que toda profesión requiere cuando se trata de un médico general y los propios de la especialidad, si se trata de un especialista; la negligencia es considerada como la falta de aplicación o diligencia en la ejecución de un acto o tarea puesta al servicio del acto médico. La culpa médica se rige por los parámetros establecidos por los arts. 512 y 912 del Código Civil y abarca la impericia, negligencia o imprudencia en el ejercicio de la profesión. En general, la obligación que asume el profesional de la salud es de medios apropiados para lograr la curación, poniendo toda su ciencia y prudencia en el tratamiento del enfermo." ("Montaña", LS421-245).

De acuerdo a estos principios y lo hasta ahora desarrollado, luce arbitraria la forma en que hace jugar la Cámara la teoría de las cargas probatorias con relación a la pericia médica no rendida.

El tema de la ausencia de prueba pericial en juicios por mala praxis médica ha sido ya abordado por esta Sala con anterioridad, en autos n°65.945 "Felici, Jorge R. y otro en j. 20.289 (24.118) Garrido de Donaire, Silvia c/ Jorge Felici y otro p/ Daños y Perjuicios s/Inc." (08/06/2000 - Ubicación: LS295-330), y en autos n° 78.329 caratulada Juárez, Rosa Estel y ot. en j° 68.845 Juárez, Rosa Estel y Rivas, Martín c/ Provincia de Mendoza p/ D. y P. s/ Inc. (12/10/2005 - Ubicación: LS357-229) en donde se dijo:

"Está fuera de discusión que, como regla, el diligenciamiento de la prueba pericial incumbe a la actora, pues en los casos de responsabilidad civil médica la prueba por antonomasia es la pericial médica (Ver, entre otros, Vázquez Ferreyra, Roberto, La prueba de la culpa médica, 2° ed., Bs.As., Hammurabi, 1993, pág.131). Sin embargo, es necesario entender que todo aquel que acepta la defensa de un profesional médico debe asumir una conducta activa en el proceso tratando de brindar el mayor aporte probatorio para demostrar, si no la presencia del caso fortuito, al menos la ausencia de culpa, eximente suficiente tratándose de obligaciones de medios (Compulsar, entre otros, Vázquez Ferreyra, Importancia de la historia clínica en la responsabilidad civil médica. Actitud a asumir por parte de un médico demandado por mala praxis, LL 1998-C-37)."

"Consecuentemente, puede sostenerse que no es arbitraria, per se, la sentencia de condena que no tiene apoyo en prueba pericial pero que invoca otros elementos de los que puede derivar razonablemente la existencia de un daño causado por una conducta profesional culposa."

En el último precedente citado, se hizo además un repaso de los criterios que para esta Sala imperan respecto del valor de la prueba pericial en procesos de mala praxis médica, extrayendo las siguientes conclusiones:

"(a) Aunque excepcionalmente, la causa del daño producido en la actividad profesional médica puede conocerse con certeza, aún sin pericia;"

"(b) La prueba pericial no es prueba legal ni vinculante para el magistrado, quien está dotado de amplias facultades para apreciarla; él puede formar convicción con otros medios: requerir explicaciones a los expertos ya designados, ordenar la realización de otro dictamen por nuevos peritos, solicitar opinión al Cuerpo Médico forense, a las cátedras de las facultades de medicina con competencia en la especialidad de que se trate, etc."

Por consiguiente, atribuir a los quejosos responsabilidad afirmando que la paciente quedó en peores condiciones después de la operación, importa presumir sin prueba alguna el nexo causal entre la actividad de los facultativos y el daño que se les reclama.En la especie, si bien asistía a la actora la teoría de la prueba leviores, conforme la cual son los médicos quienes están en mejores condiciones de probar su "no culpa" en el actuar, primaba a su vez en la paciente, vuelvo a repetir, el interés de acreditar el daño que pretendía le fuera resarcido.

Con relación a este último, es cierto que el diagnóstico de disfonía continuó luego de la operación, pero no se ha rendido prueba idónea que demuestre que la misma tuviese una etiología distinta de la inicialmente diagnosticada, ni tampoco que su entidad fuese mayor o menor a la anterior, o bien subsanable o de imposible remisión máxime, cuando la discontinuación del tratamiento prescripto y en la cual los demandados sustentan la eximición de cualquier eventual responsabilidad, no ha sido rebatida por la accionante, ni encuentra prueba en contrario en las constancias de la causa. En efecto, en el principal solamente obra la historia clínica que no tiene consignada el alta médica, siendo su último movimiento del año 2004 con la recepción del informe de laboratorio; en tanto el informe de la UBA describe la realización de una práctica en la paciente que tuvo buena respuesta y buen resultado, pese a lo cual la actora no volvió a control ni a seguimiento a ese servicio. No hay más pruebas sobre la subsistencia o remisión del cuadro patológico.

Es necesario no perder de vista que "El funcionamiento de las presunciones de responsabilidad, no releva jamás al damnificado de la carga de acreditar las circunstancias en que se produjo el hecho, el nexo causal entre el mismo y su atribución al demandado. Es decir que los litigantes deben probar los presupuestos que invocan como fundamento de su pretensión, defensa o excepción y, tal imposición, no depende de la condición de actor o demandado, sino de la situación en que cada litigante se coloque dentro del proceso.Tal situación se vincula con la carga de la prueba - art. 179 del C.P.C. - , la que juega ante la insuficiencia probatoria. Únicamente entonces, es posible acudir a los principios sobre la carga de la prueba, por verse el juzgador en la necesidad de fijar quién deberá soportar las consecuencias dañosas y que se producen cuando quien debía probar, no lo ha conseguido". (OTERO CLARA EN J 110.797/10.866 OTERO CLARA C/ DISCO S.A. P/ D. Y P. S/ INC.", LS423-192).

Tengo para mí que sólo una pericia médica hubiese podido echar luz sobre estas cuestiones que por hacer a la existencia y entidad del daño, incumbían privativamente a la actora. Sin embargo, la actora no ofreció esta prueba, y además impidió con su conducta procesal que los demandados la rindieran, dejando trunca no sólo la acreditación de la mala praxis y del nexo de causalidad adecuado, sino también del daño reclamado, pues las pruebas producidas no evidencian la certeza y entidad necesarias para hacer procedente la obligación de reparar. Consecuentemente, no puede válidamente afirmar como lo hace la Cámara, que la actora quedó "en definitiva en peores condiciones" que antes de la operación.

Por otro lado, la actora tampoco se encargó rendir prueba alguna que proporcionase al tribunal alguna pauta para la determinación de los daños invocados (pérdida de chance de curación y daño moral), mostrándose sin sustento alguno la condenación y cuantificación de los daños que hizo la Cámara, excediendo las facultades que le asisten conforme las previsiones del art. 90 inc. 7 del C.P.C.M.

En virtud de estas consideraciones, a diferencia de lo que opina el Sr.Procurador, la queja de los recurrentes resulta procedente, ya que los razonamientos en que se ha fundado el tribunal de alzada se muestran apartados de la prueba incorporada, y se apoyan en consideraciones carentes de razonabilidad, conforme el análisis efectuado, lo que impone revocar el fallo impugnado, restableciendo en un todo el de primera instancia.

Así voto.

Sobre la misma cuestión los Dres. PÉREZ HUALDE y NANCLARES, adhieren al voto que precede.

A LA SEGUNDA CUESTIÓN, EL DR. JULIO RAMON GÓMEZ, DIJO:

Atento lo resuelto en la cuestión anterior, corresponde ADMITIR el recurso de inconstitucionalidad interpuesto y, en consecuencia, REVOCAR la sentencia a fs. 562/569 por la Quinta Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial, de Minas de la Primera Circunscripción Judicial en los autos "B. I. C/ CLÍNICA J.J. LLAVER Y OTS. P/ ORDINARIO".

Así voto.

Sobre la misma cuestión los Dres. PÉREZ HUALDE y NANCLARES, adhieren al voto que precede.

A LA TERCERA CUESTIÓN, EL DR. JULIO R. GÓMEZ, DIJO:

Atento al resultado arribado, corresponde que las costas devengadas ante esta sede y en la segunda instancia sean a cargo del recurrido por resultar vencido (arts. 35 y 36 del C.P.C.), debiendo tomarse en consecuencia como base regulatoria el monto inicialmente demandado ($ 230.000).

Así voto.

Sobre la misma cuestión los Dres. PÉREZ HUALDE y NANCLARES, adhieren al voto que precede.

Con lo que terminó el acto, procediéndose a dictar la sentencia que a continuación se inserta:

S E N T E N C I A:

Mendoza, 28 de abril de 2.016.

Y VISTOS:

Por el mérito que resulta del acuerdo precedente, la Sala Primera de la Excma. Suprema Corte de Justicia, fallando en definitiva,

R E S U E L V E :

I. Hacer lugar al recurso extraordinario de Inconstitucionalidad interpuesto a fs. 11/29 vta. de autos. En consecuencia, revocar la sentencia dictada a fs. 562/569 de la causa n° 50.881/47.059, caratulada: "B. I. C/ CLINICA J. J. LLAVER Y OTS.P/ ORDINARIO" por la Quinta Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial, de Minas de la Primera Circunscripción Judicial, quedando redactada de la siguiente forma:

"1°) Rechazar el recurso de apelación deducido por I. Beatriz B. a fs. 505, confirmando la sentencia obrante a fs. 490/497 en todas sus partes."

"2°) Imponer las costas de segunda instancia a la apelante vencida."

"3°) Regular honorarios profesionales a los Dres. Guillermina FRANCISCO DE SUÁREZ, en la suma de ($.); José Eduardo VÁZQUEZ, en la suma de ($.). (arts. 3, 15 L.A.)"

II. Imponer las costas de esta instancia extraordinaria a la recurrida que resulta vencida.

III. Regular los honorarios de los profesionales intervinientes en esta instancia, para los Dres. Guillermina FRANCISCO DE SUÁREZ, en la suma de ($.); José Eduardo VÁZQUEZ, en la suma de ($.)y María Eugenia ALLUB, en la suma de ($.) (arts. 3, 15, 31 L.A.).

IV. Líbrese cheque a la orden del recurrente por la suma de pesos SEISCIENTOS TREINTA Y DOS ($ 632), con imputación al cincuenta por ciento del valor depositado a fs. 39.-

Notifíquese. Ofíciese.

DR. JULIO RAMON GOMEZ

Ministro

DR. ALEJANDRO PEREZ HUALDE

Ministro

DR. JORGE HORACIO NANCLARES

Ministro

Fuente: Microjuris

viernes, 20 de mayo de 2016

Ministerio de Salud: se aprueba estructura organizativa

MINISTERIO DE SALUD - Decisión Administrativa 498/2016 - Apruébase Estructura Organizativa.

Bs. As., 19/05/2016
VISTO el Expediente N° 1-2002-4073/16-0 del registro del MINISTERIO DE SALUD, la Ley de
Ministerios (texto ordenado por Decreto N° 438/92) y sus modificatorias, los Decretos N° 357 de fecha 21 de febrero de 2002, sus complementarios y modificatorios, N° 1343 de fecha 4 de octubre de 2007, N° 13 de fecha 10 de diciembre de 2015, N° 114 de fecha 12 de enero de 2016 y N° 223 de fecha 19 de enero de 2016, y

CONSIDERANDO:

Que por el Decreto N° 13 de fecha 10 de diciembre de 2015 se modificó la Ley de Ministerios (texto ordenado por Decreto N° 438/92) y modificatorias.

Que por el Decreto N° 357 de fecha 21 de febrero de 2002, sus modificatorios y complementarios se aprobó la estructura organizativa de la Administración Nacional centralizada hasta el nivel de Subsecretaría, estableciéndose los objetivos de las unidades organizativas y los ámbitos jurisdiccionales en los que actuarán los organismos descentralizados.

Que por el Decreto N° 114 de fecha 12 de enero de 2016, se sustituyó el Organigrama de Aplicación de la ADMINISTRACIÓN PÚBLICA NACIONAL centralizada en la parte correspondiente al MINISTERIO DE SALUD, como así también los Objetivos de las unidades organizativas previstas en dicho organigrama.

Que, resulta necesario establecer las unidades organizativas de primer nivel operativo y sus respectivas responsabilidades primarias y acciones.

Que se cuenta con el crédito necesario en el presupuesto vigente del MINISTERIO DE SALUD para atender el gasto resultante de la medida que se aprueba por la presente.

Que la DIRECCIÓN GENERAL DE ASUNTOS JURÍDICOS del MINISTERIO DE SALUD ha tomado la intervención de su competencia.

Que la SUBSECRETARÍA DE PLANIFICACIÓN DE EMPLEO PÚBLICO de la SECRETARÍA DE EMPLEO PÚBLICO del MINISTERIO DE MODERNIZACIÓN ha tomado la intervención de su competencia.

Que la SECRETARIA DE HACIENDA del MINISTERIO DE HACIENDA Y FINANZAS PUBLICAS ha tomado la intervención de su competencia.

Que la presente medida se dicta en ejercicio de las facultades emergentes del artículo 100 inciso 1 de la CONSTITUCIÓN NACIONAL y el artículo 16 inciso 29 de la Ley de Ministerios (texto ordenado por Decreto N° 438/92) y sus modificatorias.

Por ello,

EL JEFE
DE GABINETE DE MINISTROS
DECIDE:
Artículo 1° — Apruébase la estructura organizativa de primer nivel operativo del MINISTERIO DE SALUD, de acuerdo con los Organigramas, y Responsabilidades Primarias y Acciones que, como Anexos la, lb, lc, Id, le y II, forman parte integrante de la presente decisión administrativa.
Art. 2° — Incorpóranse, homológanse, reasígnanse, ratifícanse y deróganse del Nomenclador de Funciones Ejecutivas los cargos pertenecientes al MINISTERIO DE SALUD, según el detalle obrante en Planillas Anexas al presente artículo, que forman parte integrante de la presente decisión administrativa.
Art. 3° — Facúltase al Titular del MINISTERIO DE SALUD, previa intervención de la SUBSECRETARÍA DE PLANIFICACIÓN DE EMPLEO PUBLICO de la SECRETARÍA DE EMPLEO PÚBLICO del MINISTERIO DE MODERNIZACIÓN, a aprobar la estructura organizativa de nivel inferior a la aprobada por la presente Decisión Administrativa, la que deberá prever un máximo de VEINTE (20) Direcciones y DOS (2) Coordinaciones del SISTEMA NACIONAL DE EMPLEO PÚBLICO (SINEP), aprobado por el CONVENIO COLECTIVO DE TRABAJO SECTORIAL DEL PERSONAL homologado por el Decreto N° 2098 de fecha 3 de diciembre de 2008 y modificatorios, las que a través de dicho acto serán incorporadas, ratificadas u homologadas, según corresponda, en el Nomenclador de Funciones Ejecutivas de la Jurisdicción, con Nivel III (Dirección) y IV (Coordinación).
Art. 4° — Facúltase al Titular del MINISTERIO DE SALUD, previa intervención de la SUBSECRETARÍA DE PLANIFICACIÓN DE EMPLEO PÚBLICO de la SECRETARÍA DE EMPLEO PÚBLICO del MINISTERIO DE MODERNIZACIÓN, a aprobar y/o modificar el Anexo de Dotación de la estructura que se aprueba por el presente acto, el cual deberá adecuarse a los cargos financiados de conformidad con la Ley de Presupuesto vigente al momento de aprobación.
Art. 5° — Hasta tanto se aprueben las unidades de nivel inferior a las aprobadas por la presente Decisión Administrativa, conservarán su vigencia las existentes y las que hayan sido transferidas desde otros ministerios, organismos descentralizados o secretarias con sus acciones, dotaciones, niveles, grados de revista y funciones ejecutivas previstas en el Decreto N° 2098 de fecha 3 de diciembre de 2008 y sus modificatorios.
Art. 6° — El gasto que demande el cumplimiento de la presente decisión administrativa será atendido con cargo a las partidas específicas del presupuesto vigente para el corriente Ejercicio de la Jurisdicción 80 - MINISTERIO DE SALUD.
Art. 7° — Comuníquese, publíquese, dése a la Dirección Nacional del Registro Oficial y archívese. — Marcos Peña. — Jorge D. Lemus.

ANEXO la


ANEXO lb


ANEXO Ic


ANEXO Id


ANEXO le



ANEXO II

MINISTERIO DE SALUD
UNIDAD DE AUDITORÍA INTERNA
RESPONSABILIDAD PRIMARIA:
Realizar todas las evaluaciones de cumplimiento integral e integrado de las actividades, procesos y resultados del MINISTERIO DE SALUD tendientes a la optimización de los niveles de eficacia, eficiencia y economía de la gestión ministerial, con el alcance previsto en el Título VI de la Ley N° 24.156 y sus normas complementarias y modificatorias.
ACCIONES:
1. Elaborar el planeamiento general de la auditoría interna de acuerdo con las Normas Generales de Control Interno y de Auditoría Interna, aplicando el modelo de control integral o integrado.
2. Informar de inmediato a la máxima autoridad y a la SINDICATURA GENERAL DE LA NACIÓN la falta de cumplimiento de cualquiera de las normas que rigen los sistemas de Control Interno y de Auditoría Financiera.
3. Elaborar el ciclo de Auditoría y el Plan Anual de Auditoría Interna y obtener la aprobación de la SINDICATURA GENERAL DE LA NACIÓN.
4. Participar en la definición de normas y procedimientos a efectos de establecer el sistema de control interno y efectuar su seguimiento.
5. Verificar el cumplimiento de las políticas, planes y procedimientos establecidos para la jurisdicción.
6. Producir informes sobre las actividades desarrolladas y, en su caso, formular las observaciones y recomendaciones que correspondan efectuar y su seguimiento.
7. Revisar y evaluar la aplicación de los controles operativos, contables, de legalidad, informáticos y financieros; verificar si las erogaciones son efectuadas de acuerdo con las normas legales y de contabilidad aplicables a los niveles presupuestarios correspondientes; determinar la confiabilidad de los datos que se utilicen en la elaboración de la información y determinar la precisión de las registraciones de los activos y las medidas de resguardo para su protección.

MINISTERIO DE SALUD
SUBSECRETARÍA DE COORDINACIÓN ADMINISTRATIVA
DIRECCIÓN GENERAL DE ADMINISTRACIÓN
RESPONSABILIDAD PRIMARIA:
Entender en la gestión contable, económica, financiera y patrimonial de la jurisdicción y la prestación de los servicios generales, de mantenimiento y de seguridad.
Coordinar el Plan Anual de Adquisiciones en el ámbito de la Jurisdicción.
ACCIONES:
1. Programar y controlar los actos administrativos vinculados con la gestión económica, financiera, patrimonial y de contrataciones de la jurisdicción.
2 Gestionar y operar los ingresos y egresos de fondos y valores, pagos de gastos y recepción, custodia y provisión de especialidades valorizadas.
3. Realizar la gestión de adquisición de bienes y servicios que requieran los distintos sectores de la jurisdicción.
4. Supervisar la prestación de los servicios generales y de mantenimiento.
5. Planificar la seguridad física y de bienes en el ámbito del Ministerio.
6. Confeccionar en los aspectos de su incumbencia la información necesaria para la Cuenta de Inversión del Ejercicio.

MINISTERIO DE SALUD
SUBSECRETARÍA DE COORDINACIÓN ADMINISTRATIVA
DIRECCIÓN DE PROGRAMACIÓN Y CONTROL PRESUPUESTARIO
RESPONSABILIDAD PRIMARIA:
Entender en lo relativo a la gestión presupuestaria integral de la administración central de la jurisdicción en sus aspectos físicos, económicos y financieros.
ACCIONES:
1. Elaborar el presupuesto anual de la administración central de la jurisdicción de acuerdo a los planes y políticas nacionales por todo tipo de gasto, recurso y financiamiento.
2 Coordinar los procesos de ejecución presupuestaria, orientar sobre el registro de las transacciones de carácter económico-financiero, analizar la evolución y ejecución de gastos y recursos y proponer las modificaciones necesarias.
3. Producir la información necesaria para la toma de decisiones en la conducción de la gestión presupuestaria de la jurisdicción y para las tareas de control.
4. Contribuir desde los aspectos de su incumbencia para la confección de la Cuenta de Inversión del Ejercicio.
5. Relevar y evaluar de manera continua los programas y proyectos de inversión real directa, así como los aspectos físicos y económico-financieros asociados a la dotación de personal.
6. Coordinar las actividades con la Oficina Nacional de Presupuesto en su carácter de órgano rector.
7. Elaborar la programación física, económica y financiera del presupuesto de la jurisdicción y sus reprogramaciones.

MINISTERIO DE SALUD
SUBSECRETARÍA DE COORDINACIÓN ADMINISTRATIVA
DIRECCIÓN GENERAL DE RECURSOS HUMANOS Y ORGANIZACIÓN
RESPONSABILIDAD PRIMARIA:
Entender en la gestión de los recursos humanos de la Jurisdicción y en la aplicación de las normas que regulan la carrera administrativa, la capacitación y el desarrollo de relaciones laborales.
ACCIONES:
1. Administrar los sistemas de información relacionados con la aplicación de las herramientas del sistema de administración de recursos humanos y aplicar los controles que permitan la correcta liquidación de haberes del personal de la Jurisdicción.
2. Coordinar y asistir técnicamente en los procesos vinculados con la aplicación del Sistema Nacional de Empleo Público en materia de selección, evaluación de desempeño y capacitación; monitoreando el estado de avance de la carrera administrativa del personal y proponiendo las medidas correctivas pertinentes.
3. Dirigir las acciones de análisis, planeamiento y diseño organizacional, elaborando y proponiendo las modificaciones de las estructuras organizativas que correspondan.
4. Atender todo lo relacionado con la administración del personal de la jurisdicción.
5. Coordinar y asistir técnicamente el proceso de búsqueda, selección e integración del personal y en el de capacitación de los recursos humanos.
6. Coordinar y mantener actualizado un sistema de relevamiento y evaluación de los puestos de trabajo, como así también los procesos, flujos y procedimientos de trabajo.
7. Coordinar con el área de Salud Ocupacional la aplicación de la legislación en materia de higiene y seguridad laboral.
8. Proponer y establecer canales de comunicación institucional en los temas de su competencia, en coordinación con las áreas pertinentes del Ministerio.
9. Asistir técnicamente a las comisiones paritarias jurisdiccionales.

MINISTERIO DE SALUD
SUBSECRETARÍA DE COORDINACIÓN ADMINISTRATIVA
DIRECCIÓN GENERAL DE ASUNTOS JURÍDICOS
RESPONSABILIDAD PRIMARIA:
Representar judicialmente al Ministerio, dictaminar y asesorar en todos los asuntos de carácter jurídico de competencia del Ministerio y de organismos descentralizados de la jurisdicción.
ACCIONES:
1. Dictaminar con carácter previo al dictado de los actos administrativos que introduzcan o modifiquen normas vinculadas con la actividad sustantiva de la jurisdicción.
2. Representar al ESTADO NACIONAL en los juicios en que el Ministerio sea parte como actor o demandado y atender las actividades derivadas de la presentación de recursos y denuncias administrativas.
3. Intervenir como órgano consultivo en apoyo de las decisiones políticas participando en su fundamentación.
4. Asesorar, cuando así lo disponga la superioridad, respecto de los procedimientos preparatorios de todo contrato o convenio a celebrar por las distintas dependencias de la jurisdicción.
5. Supervisar, de acuerdo a las instrucciones que imparta la superioridad, el accionar de los servicios jurídicos pertenecientes a los organismos descentralizados e intervenir en los recursos provenientes de los organismos descentralizados de la jurisdicción.

MINISTERIO DE SALUD
SUBSECRETARÍA DE COORDINACIÓN ADMINISTRATIVA
DIRECCIÓN GENERAL DE TECNOLOGÍAS DE GESTIÓN E INNOVACIÓN TECNOLÓGICA
RESPONSABILIDAD PRIMARIA:
Dirigir y optimizar la utilización de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones del MINISTERIO DE SALUD, incluyendo la informática, las telecomunicaciones, la telefonía, las redes, los sistemas de información y las tecnologías asociadas, para la eficiente utilización de los sistemas y herramientas informáticas de la Jurisdicción.
ACCIONES:
1. Elaborar anualmente el Plan de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones de la jurisdicción.
2. Administrar las normas, procedimientos y estándares de seguridad informática, incluyendo el establecimiento de planes de contingencia para los sistemas críticos, controlando periódicamente su funcionamiento.
3. Coordinar y promover el desarrollo y la administración de los sistemas informáticos del Ministerio y el establecimiento de un sistema integral de información.
4. Entender en todos los procesos de incorporación, modificación o eliminación de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones en la jurisdicción.
5. Administrar los procesos informáticos y contribuir a mejorar el desempeño operativo de los mismos.

MINISTERIO DE SALUD
SUBSECRETARÍA DE COORDINACIÓN ADMINISTRATIVA
DIRECCIÓN DE SUMARIOS
RESPONSABILIDAD PRIMARIA:
Sustanciar los sumarios administrativos e informaciones sumarias ordenados por autoridad competente, en relación a los agentes con vínculo de empleo público pertenecientes a la jurisdicción ministerial y organismos descentralizados, cuando así corresponda.
ACCIONES:
1. Dirigir el procedimiento disciplinario conforme normativa vigente y disponer las medidas tendientes al esclarecimiento de los hechos objeto de investigación, calificar conductas y aconsejar sanciones.
2. Recopilar informes y documentación, dar intervención a los organismos de control, determinar el perjuicio fiscal y responsabilidad patrimonial y solicitar informes en caso de intervención judicial.
3. Entender y sustanciar los sumarios originados en violaciones a normas sanitarias, respecto de los cuales el Ministerio ejerce el poder de policía.
4. Dar intervención a los organismos técnicos que correspondan, dictaminar en consecuencia y evaluar lo informado.
5. Proponer opciones y/o acciones tendientes a la determinación del perjuicio fiscal.

MINISTERIO DE SALUD
SUBSECRETARÍA DE COORDINACIÓN ADMINISTRATIVA
DIRECCIÓN DE DESPACHO
RESPONSABILIDAD PRIMARIA:
Entender en la gestión y registro de la documentación administrativa y atender el despacho del Ministerio.
ACCIONES:
1. Controlar el cumplimiento de las normas que regulan los procedimientos administrativos.
2. Realizar el seguimiento de los expedientes y proyectos, controlando el cumplimiento de las normas relativas a documentación administrativa, como así también de los plazos de tramitaciones establecidos.
3. Intervenir en la recepción, registro, redacción, tramitación, distribución y custodia de los proyectos de Leyes, Decretos y Resoluciones de la jurisdicción ministerial.
4. Recepcionar y dar salida de la documentación administrativa proveniente de otras jurisdicciones ministeriales o entes descentralizados o dirigidas a los mismos; recibir y archivar la documentación administrativa; proporcionar las vistas y gestionar las notificaciones.
5. Intervenir en la gestión de las resoluciones y disposiciones dictadas por el Ministro, Secretarios y Subsecretarios del área y en el archivo de las mismas.
6. Efectuar el cotejo y certificación de las firmas de los funcionarios de la jurisdicción.

MINISTERIO DE SALUD
SECRETARÍA DE POLÍTICAS, REGULACIÓN E INSTITUTOS
DIRECCIÓN DE ESTADÍSTICAS E INFORMACIÓN EN SALUD
RESPONSABILIDAD PRIMARIA:
Asistir en el desarrollo y promoción de programas nacionales y locales de estadísticas en salud y en su difusión.
ACCIONES:
1. Normatizar y elaborar procedimientos para captación y procesamiento de los datos en materia de salud producidos a nivel jurisdiccional y efectuar su consolidación a nivel nacional.
2. Procesar datos provenientes de registros permanentes, encuestas especiales y censos que tengan en cuenta aspectos de salud.
3. Promover el desarrollo de los programas nacionales y provinciales de estadísticas de salud.
4. Mantener actualizados los datos estadísticos y los registros correspondientes a través de metodologías diversas de captación de datos como los registros permanentes, encuestas especiales y censos, en el ámbito de su competencia.
5. Capacitar al personal del área de Estadística Nacional y Provincial en todos sus niveles, de acuerdo a las demandas recibidas sobre registro, procesamiento y análisis de estadísticas e información de salud.
6. Asistir en el funcionamiento de los sistemas estadísticos a nivel central y provincial, como parte del Sistema Estadístico Nacional, en el ámbito de su competencia.
7. Participar, en forma coordinada con las áreas pertinentes del Ministerio, en la difusión y publicación de información estadística actualizada de salud a nivel nacional e internacional.

MINISTERIO DE SALUD
SECRETARÍA DE POLÍTICAS, REGULACIÓN E INSTITUTOS
SUBSECRETARÍA DE POLÍTICAS, REGULACIÓN Y FISCALIZACIÓN
DIRECCIÓN DE INVESTIGACIÓN PARA LA SALUD
RESPONSABILIDAD PRIMARIA:
Ejecutar las acciones que permitan desarrollar las políticas de investigación en salud que promueva el Ministerio y fomentar la gestión de su conocimiento.
ACCIONES:
1. Fomentar investigaciones éticas y de calidad en salud pública, para la reducción de la brecha entre producción-utilización de evidencia científica en la toma de decisiones clínicas y sanitarias.
2. Establecer mediante metodologías validadas las prioridades de investigación en salud implementadas por el Ministerio.
3. Promover la gestión del conocimiento a través de un programa de publicaciones, encuentros entre investigadores y tomadores de decisión, como así también a través de la biblioteca virtual en salud del Ministerio.
4. Promover la formación en investigación de los recursos humanos en salud.
5. Promover alianzas estratégicas con actores clave del campo de la salud pública y la articulación con las áreas de investigación de los Ministerios de Salud Provinciales, con organismos de ciencia y tecnología, con centros de investigación y con organismos internacionales afines.
6. Fortalecer los Comités de Ética de la Investigación (CEI) en las distintas jurisdicciones de salud.
7. Promover el registro y fortalecer la difusión de las investigaciones en salud a través del Registro Nacional de Investigaciones en Salud (ReNIS).

MINISTERIO DE SALUD
SECRETARÍA DE POLÍTICAS, REGULACIÓN E INSTITUTOS
SUBSECRETARÍA DE POLÍTICAS, REGULACIÓN Y FISCALIZACIÓN
DIRECCIÓN DE SANGRE Y HEMODERIVADOS
RESPONSABILIDAD PRIMARIA:
Normatizar, coordinar y desarrollar las políticas que permitan alcanzar la autosuficiencia en hemocomponentes y derivados, a través del fomento de la donación voluntaria y habitual, la producción bajo programas de aseguramiento de calidad y el monitoreo del uso adecuado de los componentes sanguíneos.
ACCIONES:
1. Organizar y gestionar un sistema nacional de sangre y hemoderivados.
2. Fortalecer la infraestructura de los centros productores de componentes sanguíneos tendiente a alcanzar la autosuficiencia, las buenas prácticas de manufactura y su distribución.
3. Fortalecer la red de servicios de hemoterapia acorde a las necesidades del sistema sanitario.
4. Fomentar la donación voluntaria periódica de personas que eligen ser donantes de sangre.
5. Intervenir en el diseño de un sistema de hemovigilancia de donantes y receptores.

MINISTERIO DE SALUD
SECRETARÍA DE POLÍTICAS, REGULACIÓN E INSTITUTOS
SUBSECRETARÍA DE POLÍTICAS, REGULACIÓN Y FISCALIZACIÓN
DIRECCIÓN NACIONAL DE REGISTRO, FISCALIZACIÓN Y SANIDAD DE FRONTERAS
RESPONSABILIDAD PRIMARIA:
Entender en el registro nacional y federal de los recursos humanos de la salud —médicos, odontólogos y personal de actividades de colaboración— como así también en los aspectos de ética profesional relacionados con los recursos humanos en salud.
Coordinar las acciones de registro, habilitación y fiscalización sanitaria de establecimientos vinculados con la salud y controlar el cumplimiento de las normas sanitarias reglamentarias, referidas al ingreso y/o egreso del país de personas, cosas y productos y/o material biológico con fines de diagnóstico e investigación.
ACCIONES:
1. Coordinar las acciones de registro, habilitación y fiscalización de profesionales y establecimientos vinculados con la salud en el área de su competencia.
2. Coordinar la aplicación de la normativa y la implementación de acciones de fiscalización relacionadas con la sanidad en el área de frontera en coordinación con las áreas competentes.
3. Proponer las normas sanitarias reglamentarias de control de egreso e ingreso del país y fiscalizar su cumplimiento.
4. Verificar el cumplimiento de las normas sanitarias y la autorización correspondiente acerca del control de ingreso y egreso del país de productos y/o material biológico con fines de diagnóstico e investigación.
5. Supervisar la plena operatividad de las Unidades Sanitarias de Fronteras, para desarrollar adecuadamente las acciones de fiscalización de su competencia a nivel federal y su relación con similares de países vecinos, en el marco del Reglamento Sanitario Internacional.
6. Desarrollar una estrategia de actualización permanente del personal de inspectoría sanitaria tendiendo al mejor cumplimiento de la normativa vigente.
7. Proponer acuerdos interinstitucionales de cooperación y articulación con otros organismos que, en forma directa o por el tipo de controles que realizan, se vinculan con aspectos de seguridad sanitaria en general y de fronteras en particular, a ser suscriptos por la autoridad sanitaria nacional.
8. Entender en el ámbito nacional sobre los aspectos de radiofísica sanitaria en lo concerniente a habilitación y control de establecimientos y equipos y la autorización de empresas prestadoras del servicio de dosimetría personal de radiaciones.
9. Realizar la coordinación del Centro Nacional de Enlace para la implementación del Reglamento Sanitario Internacional en caso de una emergencia sanitaria de alcance internacional, juntamente con las instancias correspondientes.
10. Articular con otras áreas ministeriales, las acciones tendientes a la optimización de las funciones de Sanidad de Fronteras y Terminales de Transporte.
11. Coordinar y controlar el accionar administrativo vinculado a la gestión contable y patrimonial de las Unidades Sanitarias de Frontera, en coordinación con las áreas competentes de la SUBSECRETARIA DE COORDINACION ADMINISTRATIVA de la Jurisdicción.
12. Intervenir en lo atinente a denuncias recibidas por transgresiones a las normas sanitarias vigentes.

MINISTERIO DE SALUD
SECRETARÍA DE POLÍTICAS, REGULACIÓN E INSTITUTOS
SUBSECRETARÍA DE POLÍTICAS, REGULACIÓN Y FISCALIZACIÓN
DIRECCIÓN NACIONAL DE REGULACIÓN SANITARIA Y CALIDAD EN SERVICIOS DE SALUD
RESPONSABILIDAD PRIMARIA:
Coordinar con las distintas jurisdicciones la actualización, armonización y articulación de los diferentes marcos regulatorios del sector salud.
Regular, registrar y fiscalizar los Hospitales Públicos de Gestión Descentralizada en forma articulada con las jurisdicciones provinciales y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, en cumplimiento de la reglamentación vigente.
ACCIONES:
1. Proponer la normativa destinada al mejor desarrollo de las funciones de regulación en materia sanitaria del Gobierno Nacional, coordinando con las distintas jurisdicciones la armonización de los diferentes marcos regulatorios del sector salud.
2. Conformar un consejo federal de validación periódica de las capacidades específicas de los profesionales del sector salud, de acuerdo a los criterios que en tal sentido determine la autoridad política sanitaria.
3. Administrar el registro de los Hospitales Públicos de Gestión Descentralizada (HPGD), estableciendo los mecanismos que permitan optimizar la gestión y el funcionamiento de los hospitales en general y de los Hospitales Públicos de Gestión Descentralizada en particular.
4. Establecer el sistema de habilitación y categorización de servicios, establecimientos y redes de salud.
5. Realizar las investigaciones que permitan adecuar los servicios de salud a las necesidades de la comunidad, generando modalidades participativas para el conocimiento y difusión.
6. Estandarizar las herramientas para la documentación clínica y sanitaria de los derechos y obligaciones de los usuarios de los Servicios de Salud.
7. Propiciar la actualización permanente de las regulaciones, analizando las experiencias internacionales.
8. Articular, en forma coordinada con las demás áreas competentes del Ministerio, acciones con otros entes y organismos vinculados a la regulación sanitaria a través de la firma de acuerdos de cooperación técnica.
9. Participar en la elaboración de las normas de organización y funcionamiento de los Servicios de Salud y consensuar con las jurisdicciones las normas vinculadas a la habilitación y categorización de servicios, establecimientos y redes de salud.
10. Participar en la armonización de marcos regulatorios de servicios y profesiones de la salud en los procesos de integración regional en salud.
11. Promover el conocimiento y la difusión de los derechos y obligaciones de los usuarios de los Servicios de Salud, en forma coordinada con las áreas competentes del MINISTERIO DE SALUD.
12. Coordinar la presencia del Ministerio a través de las actividades de la Red Sanitaria Nacional.
13. Desarrollar e implementar mecanismos que favorezcan el establecimiento de vínculos institucionales, según las pautas definidas por la SUBSECRETARÍA DE POLÍTICAS, REGULACIÓN Y FISCALIZACIÓN en relación a otros organismos provinciales, así como con instituciones de la seguridad social y del sector privado, en el ámbito de la temática sanitaria.

MINISTERIO DE SALUD
SECRETARÍA DE POLÍTICAS, REGULACIÓN E INSTITUTOS
SUBSECRETARÍA DE POLÍTICAS, REGULACIÓN Y FISCALIZACIÓN
DIRECCIÓN NACIONAL DE CAPITAL HUMANO Y SALUD OCUPACIONAL
RESPONSABILIDAD PRIMARIA:
Determinar las pautas de formación del capital humano en salud de acuerdo a la estrategia establecida por el Ministerio en la materia.
Promover las acciones dirigidas a la capacitación, formación y fortalecimiento de los integrantes del equipo de salud —profesionales y no profesionales— tendientes a alcanzar su desarrollo y afianzar los procesos de calidad de los servicios y su vinculación con la comunidad.
ACCIONES:
1. Definir los criterios de formación y capacitación del capital humano en salud, teniendo como eje central la estrategia de Atención Primaria de la Salud.
2. Determinar el perfil de los profesionales, técnicos y auxiliares que requiere el sistema, promoviendo las acciones necesarias para su formación y capacitación, de acuerdo a los requerimientos previamente detectados.
3. Intervenir, junto a los organismos nacionales competentes, en el reconocimiento de los programas de formación del equipo de salud, en sus diferentes modalidades, tanto de grado como de postgrado, promoviendo las reformas curriculares necesarias para su adaptación a las demandas del sistema y la comunidad.
4. Financiar e intervenir en las adjudicaciones de becas nacionales en el área de la salud, recabar y evaluar los informes y los resultados presentados por los becarios.
5. Financiar e intervenir en las adjudicaciones de cupos de Residentes del Equipo de Salud en las distintas jurisdicciones del país.
6. Promover e impulsar el conocimiento vinculado al desarrollo del capital humano y la calidad de los servicios para la actualización permanente, capacitación y formación del mismo.
7. Asistir técnicamente a las jurisdicciones provinciales para la capacitación y el desarrollo de su capital humano y de los procesos de calidad de los servicios.
8. Promover acciones tendientes a modelar conductas del capital humano en el proceso de atención de la salud según los requerimientos del sistema.
9. Asistir a la SUBSECRETARÍA DE POLITICAS, REGULACIÓN Y FISCALIZACIÓN en el diseño de las políticas de recursos humanos con énfasis en el sistema de Residencias.
10. Coordinar y participar en el diseño y desarrollo de políticas de capacitación, promoción y protección de la salud de los Trabajadores del Ministerio en particular y de la ADMINISTRACIÓN PÚBLICA NACIONAL en general.
11. Propiciar el desarrollo de las Unidades de Salud Ocupacional establecidas en las jurisdicciones, fijando las pautas de su funcionamiento y vinculación con los organismos Nacionales que utilizan sus servicios.
12. Coordinar y controlar el accionar administrativo vinculado a la gestión contable y patrimonial de las Unidades de Salud Ocupacional con asiento en las jurisdicciones provinciales, coordinando con las áreas competentes de la SUBSECRETARIA DE COORDINACION ADMINISTRATIVA de la Jurisdicción.
13. Implementar, en coordinación con la Dirección Nacional de Regulación Sanitaria y Calidad en Servicios de Salud, un sistema de información y comunicación sobre el capital humano en salud de disponibilidad nacional.
14. Coordinar y participar en programas de capacitación profesional y formación en administración y gerencia para el capital humano en salud y su actualización permanente.
15. Desarrollar el relevamiento de instituciones formadoras y de capacitación de los recursos humanos en salud.
16. Coordinar el Observatorio de Recursos Humanos en Salud convocando a los referentes de la formación y del trabajo en salud.

MINISTERIO DE SALUD
SECRETARÍA DE POLÍTICAS, REGULACIÓN E INSTITUTOS
SUBSECRETARÍA DE GESTIÓN DE SERVICIOS ASISTENCIALES
DIRECCIÓN NACIONAL DE REDES DE SERVICIOS DE SALUD
RESPONSABILIDAD PRIMARIA:
Coordinar las acciones necesarias para la implementación de un modelo de atención de la salud basado en redes de servicios de salud, orientadas hacia la cobertura universal de la población.
ACCIONES:
1. Promover un modelo de cuidado de la salud de los individuos y de las poblaciones sobre la base de redes de servicios de salud, fortaleciendo los sistemas de salud basados en la estrategia de la Atención Primaria de salud.
2. Fomentar el acceso, la calidad y la equidad de los servicios y de las redes de servicios de salud,
3. Transferir conocimientos y tecnologías generados a partir de los servicios nacionales de salud, hacia otros efectores de gestión pública y privada del Sistema de Salud.
4. Planificar la creación de nuevas redes de servicios de salud y adecuar las redes de salud existentes, conforme las necesidades locales y regionales de la población.
5. Facilitar la implementación de las acciones de los Programas Nacionales en los servicios de salud que dependen del Ministerio y de las redes de servicios de salud.
6. Participar en la elaboración de programas de cooperación en materia de formación, capacitación y entrenamiento de los recursos humanos en salud.
7. Fomentar el desarrollo de líneas de investigación en ciencias básicas, clínicas aplicadas, epidemiológicas, socio-sanitarias y de educación médica entre los servicios de salud que conforman las redes de servicios de salud.
8. Propiciar actividades de participación de la comunidad desde las redes de servicios de salud.

MINISTERIO DE SALUD
SECRETARÍA DE POLÍTICAS, REGULACIÓN E INSTITUTOS
SUBSECRETARÍA DE GESTIÓN DE SERVICIOS ASISTENCIALES
DIRECCIÓN NACIONAL DE PLANIFICACIÓN, GESTIÓN Y MONITOREO DE LOS SERVICIOS DE SALUD
RESPONSABILIDAD PRIMARIA:
Coordinar las acciones para la implementación del modelo de atención de la salud que impulse el Ministerio en los institutos y organismos asistenciales descentralizados que se encuentren bajo la órbita de la SUBSECRETARÍA DE GESTIÓN DE SERVICIOS ASISTENCIALES.
ACCIONES:
1. Promover, en los organismos asistenciales descentralizados bajo la órbita de la SUBSECRETARÍA DE GESTIÓN DE SERVICIOS ASISTENCIALES, acciones que favorezcan el mantenimiento de la salud de la población y la prevención de las enfermedades, en coordinación con las áreas competentes en la materia de la Jurisdicción y de otras áreas de gobierno, propiciando la consolidación de la estrategia de la Atención Primaria de la Salud como política de Estado.
2. Promover, en los organismos asistenciales descentralizados en la órbita de la SUBSECRETARÍA DE GESTIÓN DE SERVICIOS ASISTENCIALES, acciones que prioricen el cuidado y la atención de la población en situación de pobreza, de mayor vulnerabilidad social y sanitaria.
3. Promover el empleo racional de los recursos de tecnología sanitaria en los organismos asistenciales descentralizados en la órbita de la SUBSECRETARÍA DE GESTIÓN DE SERVICIOS ASISTENCIALES.
4. Promover el uso racional de los medicamentos y el acceso oportuno a medicamentos y recursos terapéuticos en los organismos asistenciales descentralizados en la órbita de la SUBSECRETARÍA DE GESTIÓN DE SERVICIOS ASISTENCIALES.
5. Evaluar el cumplimiento de los objetivos y metas sanitarias para cada uno de los organismos asistenciales descentralizados en la órbita de la SUBSECRETARÍA DE GESTIÓN DE SERVICIOS ASISTENCIALES.
6. Proponer la adopción de herramientas y tecnologías de gestión hospitalaria e institucional que redunden en beneficio de la población asistida.
7. Propiciar la mejora continua de las condiciones que hacen a las relaciones laborales y profesionales de los Recursos Humanos que prestan servicio en los Organismos, Institutos y Hospitales donde rija la Carrera Profesional, aprobada por Decreto N° 277/91 y sus modificatorios.
8. Participar en la Comisión Permanente de la Carrera Sanitaria Profesional del Decreto N° 277/91 y sus modificatorios.

MINISTERIO DE SALUD
SECRETARÍA DE PROMOCIÓN, PROGRAMAS SANITARIOS Y SALUD COMUNITARIA
DIRECCIÓN DE ARTICULACIÓN DE COBERTURAS PÚBLICAS JURISDICCIONALES
RESPONSABILIDAD PRIMARIA:
Fomentar y fortalecer la instauración de coberturas públicas jurisdiccionales de salud en todo el país, brindando el soporte necesario para su correcta articulación con los programas del Ministerio.
ACCIONES:
1. Proponer los lineamientos que permitan el desarrollo de un marco legal para la cobertura pública de salud.
2. Coordinar junto con las jurisdicciones el alcance de cada cobertura pública jurisdiccional y su puesta en marcha.
3. Supervisar la estandarización y la actualización de las normas y procedimientos de las coberturas públicas jurisdiccionales para una correcta articulación de las mismas.
4. Establecer los estándares mínimos de calidad requeridos para cada cobertura pública jurisdiccional de salud.
5. Controlar y supervisar el funcionamiento de las coberturas públicas jurisdiccionales de salud, mediante la implementación de trazadoras sanitarias y reportes periódicos, así como mediante visitas en las provincias y en la CIUDAD AUTÓNOMA DE BUENOS AIRES.
6. Programar y dirigir las acciones necesarias para el correcto funcionamiento de las coberturas Jurisdiccionales de Salud, mediante su articulación con los programas del Ministerio.

MINISTERIO DE SALUD
SECRETARÍA DE PROMOCIÓN, PROGRAMAS SANITARIOS Y SALUD COMUNITARIA
DIRECCIÓN NACIONAL DE PRESTACIONES MÉDICAS
RESPONSABILIDAD PRIMARIA:
Supervisar la cobertura médica integral a los beneficiarios de pensiones no contributivas residentes en todo el territorio nacional que se encuentren afiliados al Programa Federal de Salud —PROFESALUD—.
ACCIONES:
1. Desarrollar acciones tendientes a promover el acceso a la asistencia médica de los afiliados al Programa Federal de Salud —PROFESALUD— manteniendo actualizados los padrones de beneficiarios.
2. Coordinar la ejecución del Programa Federal de Salud —PROFESALUD—, distribuyendo los recursos presupuestarios de acuerdo a los convenios establecidos en el marco de un esquema de descentralización presupuestaria y de gestión.
3. Promover la difusión y promoción de los derechos y obligaciones de la población beneficiaria bajo el programa.
4. Efectuar el diseño, ejecución y supervisión de los modelos de control y monitoreo de sistemas administrativos contables, conforme a los objetivos establecidos.
5. Participar en el diseño, ejecución y supervisión de los modelos prestacionales a brindar a la población beneficiaria, conforme a los objetivos establecidos.

MINISTERIO DE SALUD
SECRETARÍA DE PROMOCIÓN, PROGRAMAS SANITARIOS Y SALUD COMUNITARIA
SUBSECRETARÍA DE ATENCIÓN PRIMARIA DE LA SALUD
DIRECCIÓN DE ACCIONES COMUNITARIAS
RESPONSABILIDAD PRIMARIA:
Impulsar la instalación de una cultura del cuidado, protección y promoción de la salud, atendiendo la prevención de enfermedades a través de dispositivos de educación, información y comunicación dirigidos a la población en general.
ACCIONES:
1. Favorecer el acceso y el derecho a la información de los individuos y comunidades en las cuestiones de prevención y protección de la salud.
2. Facilitar estudios preventivos básicos de pacientes para la detección de los factores de riesgo sanitario.
3. Establecer, y en su caso fortalecer, la accesibilidad a los sistemas sanitarios públicos.
4. Implementar acciones preventivas para evitar conductas poco saludables en las comunidades, mediante políticas de difusión de acciones preventivas y vida saludable.
5. Fortalecer la estrategia de Atención Primaria de la Salud en los sistemas locales de salud a través de la participación de Médicos Comunitarios y toda otra actividad que implemente el Ministerio.
6. Fomentar la accesibilidad a la atención sanitaria en el territorio nacional a través de las acciones de Unidades Sanitarias Móviles (USAM).

MINISTERIO DE SALUD
SECRETARÍA DE PROMOCIÓN, PROGRAMAS SANITARIOS Y SALUD COMUNITARIA
SUBSECRETARÍA DE ATENCIÓN PRIMARIA DE LA SALUD
DIRECCIÓN NACIONAL DE MATERNIDAD, INFANCIA Y ADOLESCENCIA
RESPONSABILIDAD PRIMARIA:
Asistir en los aspectos relacionados con la salud materno-infantil y adolescente promoviendo el seguimiento del embarazo, el parto y el puerperio y el desarrollo del niño desde su nacimiento hasta la adolescencia, que permitan el desarrollo infantil temprano, la salud en edad escolar y en la adolescencia.
ACCIONES
1. Realizar el seguimiento de los riesgos para la salud de las madres, los niños y los adolescentes.
2. Brindar asistencia técnica a las jurisdicciones provinciales y a la CIUDAD AUTÓNOMA DE BUENOS AIRES en las áreas de su competencia, que así lo requieran.
3. Elaborar y ejecutar las acciones referentes a la prevención y el seguimiento de los riesgos para la salud de las madres, los niños y los adolescentes, definidos como un grupo de riesgo especial.
4. Diseñar programas y proyectos dirigidos a reducir la morbimortalidad materna e infantojuvenil, promoviendo la lactancia materna, el desarrollo infantil temprano, la salud en edad escolar y en la adolescencia, el seguimiento del embarazo, parto y puerperio y al niño desde su nacimiento hasta la adolescencia.
5. Desarrollar programas y acciones compensatorias dirigidas a reducir las brechas de los indicadores de salud existentes entre las jurisdicciones.
6. Realizar la adecuación de las normas técnicas de atención materno-infanto-juvenil a las nuevas orientaciones de organización de servicios, de programas y proyectos.
7. Desarrollar estrategias de capacitación y actualización permanente de los recursos humanos que trabajan en torno a la salud materno-infanto-juvenil.
8. Desarrollar, en coordinación con las áreas pertinentes del Ministerio, modelos de comunicación social que promuevan la salud materno-infanto-juvenil.

MINISTERIO DE SALUD
SECRETARÍA DE PROMOCIÓN, PROGRAMAS SANITARIOS Y SALUD COMUNITARIA
SUBSECRETARÍA DE ATENCIÓN PRIMARIA DE LA SALUD
DIRECCIÓN NACIONAL DE ATENCIÓN COMUNITARIA
RESPONSABILIDAD PRIMARIA:
Asistir en la promoción de la salud de la población y en la prevención de las enfermedades, priorizando la población en situación de pobreza y mayor vulnerabilidad social y sanitaria, mediante la consolidación de la estrategia de Atención Primaria de la Salud, trabajando en conjunto con las áreas competentes en la materia de los Gobiernos Provinciales y de la CIUDAD AUTÓNOMA DE BUENOS AIRES.
ACCIONES:
1. Desarrollar los elementos característicos de la atención primaria primer contacto, longitudinalidad, integralidad y participación comunitaria.
2. Asistir en la coordinación y el fortalecimiento de las áreas provinciales y de la CIUDAD AUTÓNOMA DE BUENOS AIRES en el desarrollo de un sistema sanitario centrado en la Atención Primaria de la Salud, con miras a favorecer la redistribución de los recursos y mejorar la accesibilidad universal a los mismos.
3. Potenciar la equidad de la atención en salud para disminuir la distribución desigual de la carga de enfermedad en los distintos estratos socioeconómicos de la población.
4. Orientar la atención comunitaria y la puesta en marcha de mecanismos de colaboración intersectorial adaptados a las características y necesidades de cada grupo poblacional.
5. Promover la formación y capacitación de recursos humanos en Atención Primaria de la Salud.
6. Producir, sistematizar y difundir, en coordinación con las áreas pertinentes del Ministerio, información vinculada a la materia de su competencia y desarrollar estrategias de comunicación social que favorezcan la promoción de la salud y la prevención de las enfermedades.

MINISTERIO DE SALUD
SECRETARÍA DE PROMOCIÓN, PROGRAMAS SANITARIOS Y SALUD COMUNITARIA
SUBSECRETARÍA DE ATENCIÓN PRIMARIA DE LA SALUD
DIRECCIÓN NACIONAL DE SALUD BUCODENTAL
RESPONSABILIDAD PRIMARIA:
Proponer, desarrollar y controlar las acciones de promoción, prevención, asistencia y rehabilitación de la salud bucodental, tendientes a reducir la morbilidad por enfermedades bucodentales y mejorar la calidad de vida de la población más vulnerable.
ACCIONES:
1. Desarrollar y fortalecer estrategias en Atención Primaria en Salud Bucodental en los contextos locales que favorezcan el acceso a la información y el autocuidado.
2. Constituir un Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica en el componente bucal de la salud.
3. Promover la educación y promoción de la salud bucodental en los diversos ámbitos educativos, en coordinación con el MINISTERIO DE EDUCACIÓN Y DEPORTES y/o autoridades con competencia en la materia, fomentando la adquisición de hábitos saludables y el autocuidado.
4. Promover, incentivar y desarrollar investigaciones científicas que orienten la definición de las políticas sanitarias y sustenten la toma de decisiones.
5. Fortalecer la red de atención de salud bajo la estrategia de la Atención Primaria de la Salud, promoviendo la jerarquización del primer nivel.
6. Desarrollar estrategias de capacitación de los recursos humanos, en el área de la salud bucodental como componente de la salud general.
7. Impulsar la mejora de la calidad de los servicios de atención de salud bucodental en términos de prácticas y procedimientos.

MINISTERIO DE SALUD
SECRETARÍA DE PROMOCIÓN, PROGRAMAS SANITARIOS Y SALUD COMUNITARIA
SUBSECRETARÍA DE PREVENCIÓN Y CONTROL DE RIESGOS
DIRECCIÓN SIDA Y ENFERMEDADES DE TRANSMISIÓN SEXUAL
RESPONSABILIDAD PRIMARIA:
Asistir en la elaboración y propuesta de una estrategia integral destinada a reducir el impacto de la epidemia del VIH/SIDA, las Infecciones de Transmisión Sexual (ITS) y las hepatitis virales, mediante acciones de prevención y promoción del cuidado de la salud en relación con las mismas.
ACCIONES:
1. Proponer e implementar políticas de prevención de la transmisión vertical del VIH/SIDA, de las ITS congénitas y de hepatitis virales mediante campañas, fortalecimiento de los efectores de salud, provisión de insumos, pruebas de screening y confirmatorias.
2. Proponer e implementar políticas de prevención primaria y secundaria del VIH/SIDA, ITS y hepatitis virales en la población general, focalizando la estrategia en poblaciones vulnerables y vulnerables emergentes: trabajadores formales e informales, trabajadores sexuales, minorías sexuales, niños y adolescentes en situación de calle, poblaciones migrantes, de frontera y población privada de su libertad.
3. Proponer e implementar políticas de educación sexual y prevención del VIH/SIDA, ITS y hepatitis vírales en jóvenes escolarizados y no escolarizados, promoviendo el acceso a preservativos masculinos y fomentando el uso del preservativo femenino.
4. Elaborar y desarrollar líneas de acción de reducción de daños en la población usuaria de drogas y alcohol, en el ámbito de su competencia.
5. Impulsar el diagnóstico serológico de la infección por VIH/SIDA, ITS y hepatitis virales en el control prenatal en todos los establecimientos públicos de salud.
6. Diseñar y ejecutar acciones destinadas a la calidad y a la continuidad de los estudios de laboratorios necesarios para el seguimiento de personas con VIH/SIDA (PVVS) y hepatitis virales.
7. Gerenciar la provisión de medicamentos para las personas con VIH/SIDA (PVVS) y hepatitis virales.
8. Gerenciar la provisión de medicamentos para VIH/SIDA, ITS y hepatitis virales y otras enfermedades asociadas para personas viviendo con VIH/SIDA (PVVS) que se encuentran bajo programa.
9. Elaborar y actualizar las normas que promuevan la atención integral, adoptando criterios de nuevas formas de prevención primaria, secundaria y terciaria.
10. Promover el respeto a los derechos fundamentales de adultos y niños afectados directa o indirectamente por VIH/SIDA y hepatitis virales mediante el desarrollo de campañas de difusión específicas sobre la temática.
11. Desarrollar cursos de capacitación, formación y actualización para el personal de los equipos de salud y de otras áreas involucradas, en materia de su competencia.
12. Diseñar y ejecutar acciones programáticas referentes a la vigilancia epidemiológica del VIH/SIDA de primera, segunda y tercera generación.
13. Fomentar la descentralización de acciones de promoción y prevención a niveles locales o municipales, transfiriendo lineamientos y políticas sanitarias a las jurisdicciones y distribuyendo recursos presupuestarios de acuerdo a los convenios establecidos con las mismas.
14. Promover e incentivar el desarrollo de programas de investigación en relación al VIH/SIDA, ITS y hepatitis virales en forma articulada con las demás áreas pertinentes del Ministerio, promoviendo las pautas bioéticas.

MINISTERIO DE SALUD
SECRETARÍA DE PROMOCIÓN, PROGRAMAS SANITARIOS Y SALUD COMUNITARIA
SUBSECRETARÍA DE PREVENCIÓN Y CONTROL DE RIESGOS
DIRECCIÓN DE PROMOCIÓN DE LA SALUD Y CONTROL DE ENFERMEDADES NO TRANSMISIBLES.
RESPONSABILIDAD PRIMARIA
Asistir a las autoridades en la formulación de políticas y estrategias de promoción, prevención, vigilancia y control de enfermedades no transmisibles.
ACCIONES:
1. Coordinar los programas dirigidos a la prevención y control de las enfermedades no transmisibles y sus factores de riesgo.
2. Fortalecer la capacidad de respuesta del sector salud para la prevención y el control de las enfermedades no transmisibles y sus factores de riesgo.
3. Promover la elaboración de guías de prevención y control de enfermedades crónicas no transmisibles o que presentan factores de riesgo para éstas.
4. Promover hábitos, actitudes y comportamientos saludables para prevenir enfermedades en materia de su competencia.
5. Coordinar estrategias y acciones de vigilancia epidemiológica de las principales enfermedades no transmisibles y de sus factores de riesgo.
6. Desarrollar acciones dirigidas a combatir el sedentarismo, la alimentación inadecuada y el consumo de tabaco, como prevención de las enfermedades en materia de su competencia.
7. Promover la regulación de la oferta de productos y servicios destinados a mejorar las condiciones de salud de la población.
8. Promover acciones de comunicación social y de educación para la salud por medios masivos y/o interpersonales y asesorar en esta materia a los organismos que lo requieran.
9. Realizar la vigilancia y monitoreo de las principales enfermedades no transmisibles, las lesiones externas y sus factores de riesgo.

MINISTERIO DE SALUD
SECRETARÍA DE PROMOCIÓN, PROGRAMAS SANITARIOS Y SALUD COMUNITARIA
SUBSECRETARÍA DE PREVENCIÓN Y CONTROL DE RIESGOS
DIRECCIÓN NACIONAL DE EPIDEMIOLOGÍA Y ANÁLISIS DE LA SITUACIÓN DE SALUD
RESPONSABILIDAD PRIMARIA:
Proponer y supervisar programas y acciones de vigilancia epidemiológica e intervención en brotes y desarrollar campañas específicas de abordaje de enfermedades en función de las necesidades sanitarias.
ACCIONES:
1. Contribuir al diagnóstico del estado sanitario del país y de sus necesidades básicas, realizando el estudio de tendencias específicas de su responsabilidad.
2. Desarrollar y coordinar actividades intra y extrasectoriales de vigilancia, prevención y control de la morbimortalidad atribuible a enfermedades transmisibles, prioritarias y prevalentes, en el marco de las políticas nacionales de salud.
3. Supervisar la estandarización y la actualización de las normas y procedimientos para control de las enfermedades prioritarias transmisibles y establecer prioridades en salud pública de acuerdo a susceptibilidad y riesgo de la población frente a determinados eventos.
4. Operativizar las acciones y programas de vigilancia epidemiológica en forma conjunta con otras instancias relacionadas, coordinando los diferentes organismos y programas y contribuyendo al fortalecimiento de instituciones nacionales, provinciales y locales responsables del desarrollo de la vigilancia, prevención y control de enfermedades.
5. Establecer mecanismos tendientes a coordinar el relevamiento, la sistematización, el análisis y la difusión de información relacionada con la situación sanitaria de su competencia.
6. Proveer los insumos de información epidemiológica y estratégica para la permanente actualización de la Sala de Situación en Salud.
7. Asistir a las autoridades en las instancias intersectoriales en los temas de su competencia.

MINISTERIO DE SALUD
SECRETARÍA DE PROMOCIÓN, PROGRAMAS SANITARIOS Y SALUD COMUNITARIA
SUBSECRETARÍA DE PREVENCIÓN Y CONTROL DE RIESGOS
DIRECCIÓN NACIONAL DE EMERGENCIAS SANITARIAS
RESPONSABILIDAD PRIMARIA:
Diseñar e implementar un Sistema Nacional de Atención de Emergencias y Desastres que permita articular con las jurisdicciones de todo el país, la prevención de riesgos y daños a la salud y coordinar operativos conjuntos en caso de emergencias y/o desastres que requieran el auxilio del Estado Nacional.
ACCIONES:
1. Asistir en la elaboración de la normativa referida a la capacitación, la certificación y la acreditación del recurso humano propio y de otras jurisdicciones que participan en la respuesta ante situaciones de emergencias y desastres.
2. Categorizar y acreditar el recurso físico en todas las etapas de la atención de las emergencias y los desastres.
3. Diseñar e implementar el Registro Nacional de Emergencias.
4. Diseñar e implementar programas de prevención y control de lesiones con participación de las jurisdicciones.
5. Desarrollar programas de capacitación comunitaria para disminuir la vulnerabilidad de las personas en situaciones de trauma, emergencia y desastre.
6. Producir y difundir, en coordinación con las áreas pertinentes, información sobre la prevención de emergencias y desastres.
7. Coordinar, en forma directa y permanente con los organismos jurisdiccionales, organismos internacionales y entidades no gubernamentales, las actividades sanitarias de prevención, preparación, mitigación, atención y rehabilitación en sus respectivas competencias, ante situaciones de emergencias y desastres.
8. Coordinar y gestionar, en coordinación con las áreas con competencia en la materia de la ADMINISTRACIÓN PÚBLICA NACIONAL, el apoyo mediante la utilización de móviles terrestres, aéreos y fluviales en los operativos de evacuación, derivación y recepción de víctimas individuales o en masa, en situaciones de emergencias y desastres de origen natural, tecnológico u otro tipo de violencias.
9. Planificar y/o coordinar operativos y acciones específicas a desarrollar en cualquier lugar del país o fuera de él cuando se disponga, en concurso con los organismos con competencia primaria en la materia.
10. Coordinar en sus aspectos técnicos y operativos el servicio de radiocomunicaciones del Ministerio en el ámbito nacional, para una atención de carácter permanente que permita evaluar y asistir la demanda producida en situaciones de emergencias y desastres, así como el mantenimiento preventivo y la reparación de equipos e instalaciones específicos.
11. Coordinar el almacenamiento y distribución de los materiales necesarios para atender en forma inmediata la demanda de asistencia sanitaria generada por emergencias que afecten a la población.
12. Coordinar y evaluar los requerimientos de elementos y equipos destinados a la ejecución de operativos de emergencias y desastres.

MINISTERIO DE SALUD
SECRETARÍA DE PROMOCIÓN, PROGRAMAS SANITARIOS Y SALUD COMUNITARIA
SUBSECRETARÍA DE PREVENCIÓN Y CONTROL DE RIESGOS
DIRECCIÓN NACIONAL DE SALUD MENTAL Y ADICCIONES
RESPONSABILIDAD PRIMARIA:
Promover y coordinar redes locales, regionales y nacionales ordenadas según criterios de riesgo, que contemplen el desarrollo adecuado de los recursos para la atención primaria de salud mental y de las adicciones, articulando los diferentes niveles y estableciendo mecanismos de referencia y contrarreferencia que permitan y normaticen su empleo y disponibilidad para toda la población.
ACCIONES:
1. Integrar las políticas de salud mental y tratamiento de las adicciones en las políticas generales de salud propuestas por el Ministerio, procurando fortalecer las capacidades institucionales que permitan propiciar accesibilidad a los servicios de salud mental.
2. Generar principios rectores en materia de atención primaria de la salud mental y los tratamientos de las adicciones, desde una perspectiva respetuosa de los derechos humanos y las garantías individuales de las personas, con un criterio interdisciplinario de atención, que priorice la participación y acompañamiento familiar y comunitario.
3. Coordinar acciones tendientes a la unificación de criterios sobre las mejores formas de atención psiquiátrica y propiciar las transformaciones que fueran necesarias, así como la incorporación de los mismos en las instancias de formación y capacitación profesional.
4. Coordinar actividades con otras áreas del ESTADO NACIONAL sobre la materia de su incumbencia y continuar con los proyectos de colaboración en ejecución.
5. Articular una mesa de trabajo permanente con los Responsables Jurisdiccionales en Salud Mental y Adicciones del país para consensuar, evaluar y/o modificar estrategias, programas, actividades e intervenciones e incrementar la cooperación técnica y la participación intersectorial e interdisciplinaria.
6. Coordinar las acciones de prevención y tratamiento de las adicciones con la SECRETARÍA DE PROGRAMACIÓN PARA LA PREVENCIÓN DE LA DROGADICCIÓN Y LA LUCHA CONTRA EL NARCOTRÁFICO (SEDRONAR) y el Centro Nacional de Reeducación Social (CENARESO), para la implementación de líneas de acción que se identifiquen como necesarias para posicionarlos como Centros Nacionales de Referencia.

MINISTERIO DE SALUD
SECRETARÍA DE RELACIONES NACIONALES E INTERNACIONALES
DIRECCIÓN DE ECONOMÍA DE LA SALUD
RESPONSABILIDAD PRIMARIA:
Evaluar la estructura de costos de las distintas áreas del sector salud y llevar a cabo el seguimiento tendiente a determinar la incidencia de tales costos en el acceso de la población a los servicios de salud.
ACCIONES:
1. Diseñar y monitorear los indicadores específicos para cada área del sector salud que permitan observar la evolución y efectividad de los distintos programas y políticas implementadas.
2. Establecer mecanismos periódicos de transmisión de información acerca de las transferencias en dinero y en especie que se efectúen a cada jurisdicción.
3. Realizar el seguimiento periódico de los precios de las compras estatales de medicamentos e insumos.
4. Realizar el seguimiento de los precios de venta al público de los medicamentos.
5. Elaborar información para ser empleada en reuniones de trabajo, ruedas de prensa, talleres, jornadas y eventos similares, en materia de su competencia.
6. Analizar el gasto en salud y su consolidación con las cuentas nacionales de salud.
7. Realizar el seguimiento de las variables sociales de interés tanto para la formulación como para la evaluación de la política sanitaria implementada por el Ministerio.
8. Evaluar la situación prestacional del sistema de salud a partir de la realización de análisis costo-beneficio del sector, que permitan al nivel político la reasignación de recursos.
9. Evaluar la estructura de costos de los insumos básicos y de los medicamentos y la incidencia de estos últimos en el gasto público.
10. Analizar el impacto económico de las políticas implementadas desde el nivel central, estudiar la factibilidad económica de los programas y elaborar proyecciones económicas del sector.

MINISTERIO DE SALUD
SECRETARÍA DE RELACIONES NACIONALES E INTERNACIONALES
SUBSECRETARÍA DE RELACIONES INSTITUCIONALES
DIRECCIÓN NACIONAL DE INTEGRACIÓN SANITARIA FEDERAL
RESPONSABILIDAD PRIMARIA:
Asistir en la planificación e implementación de planes, programas y proyectos destinados a fortalecer la integración sanitaria entre las distintas jurisdicciones.
ACCIONES:
1. Promover, organizar, programar y ejecutar actividades relacionadas con las relaciones sanitarias federales y con instituciones vinculadas al quehacer sanitario a nivel nacional.
2. Intervenir en el seguimiento y evaluación técnica de los convenios sanitarios nacionales.
3. Fomentar y desarrollar actividades de cooperación técnica con las jurisdicciones provinciales, municipales y de la CIUDAD AUTÓNOMA DE BUENOS AIRES.
4. Analizar la legislación sanitaria de las distintas jurisdicciones y proponer modificaciones tendientes a lograr la armonización entre las normas nacionales y locales.
5. Organizar, coordinar y supervisar el accionar de las Delegaciones Sanitarias Federales en los distritos jurisdiccionales del país.
6. Coordinar, a través de las Delegaciones Sanitarias Federales, la ejecución y el control de las políticas y programas en su ámbito de competencia.
7. Entender en la organización y coordinación del Consejo Federal de Salud (COFESA).
8. Promover y participar en la articulación de las relaciones entre el Consejo Federal de Salud (COFESA) y el Consejo Federal Legislativo de Salud (COFELESA).
9. Promover relaciones institucionales con otros órganos e institutos dependientes de los Poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, tanto nacional como provincial, municipal y de la CIUDAD AUTÓNOMA DE BUENOS AIRES.

MINISTERIO DE SALUD
SECRETARÍA DE RELACIONES NACIONALES E INTERNACIONALES
SUBSECRETARÍA DE RELACIONES INSTITUCIONALES
DIRECCIÓN NACIONAL DE RELACIONES CON ORGANIZACIONES DE LA SOCIEDAD
RESPONSABILIDAD PRIMARIA:
Organizar, programar y ejecutar actividades vinculadas con las relaciones sanitarias con las organizaciones de la sociedad civil y la comunidad, destinadas a optimizar las políticas de salud.
ACCIONES:
1. Ejecutar las actividades de cooperación técnica con Organizaciones No Gubernamentales y con entidades gubernamentales que se le encomienden.
2. Intervenir en la formulación de proyectos de cooperación científica, tecnológica y financiera con Universidades, con entidades representativas del sector salud y con Organizaciones No Gubernamentales, en el ámbito de su competencia.
3. Brindar apoyo a la autoridad sanitaria para su apropiada participación en foros, eventos y reuniones del sector salud.
4. Promover el desarrollo de actividades específicas de salud institucional en las organizaciones de la sociedad civil y de la comunidad vinculadas.
5. Diseñar y mantener actualizada una base de datos de las organizaciones de la sociedad civil y de la comunidad vinculada al sector salud.

MINISTERIO DE SALUD
SECRETARÍA DE RELACIONES NACIONALES E INTERNACIONALES
SUBSECRETARÍA DE RELACIONES INSTITUCIONALES
DIRECCIÓN NACIONAL DE RELACIONES SANITARIAS INTERNACIONALES
RESPONSABILIDAD PRIMARIA:
Organizar, programar y ejecutar las actividades vinculadas con las relaciones sanitarias internacionales, para optimizar las políticas de salud.
ACCIONES:
1. Ejecutar las actividades de cooperación técnica internacional con organismos internacionales que se le encomienden, en materia de su competencia.
2. Participar en la formulación de proyectos bilaterales y multilaterales de cooperación científica, tecnológica y financiera con otros países y con organismos internacionales, en materia de su competencia.
3. Coordinar las actividades y acciones relacionadas con el Subgrupo de Trabajo N° 11 Salud del MERCOSUR y de las Reuniones de Ministros de Salud del MERCOSUR y Estados Asociados.
4. Asistir a la SUBSECRETARÍA DE RELACIONES INSTITUCIONALES en la formulación y elaboración de acuerdos y convenios en materia de salud.
5. Asesorar respecto de la participación de la autoridad sanitaria en foros y reuniones internacionales sectoriales de organismos internacionales en materia de salud, en el ámbito de su competencia.
6. Gestionar las reuniones derivadas de los convenios de cooperación bilaterales, de acuerdo a las directivas que se impartan en esta materia.
7. Brindar apoyo técnico y logístico para la apropiada participación de la autoridad sanitaria en los organismos, foros y cuerpos directivos de los Organismos Internacionales en materia de salud.
8. Analizar la legislación sanitaria de los países del MERCOSUR y Estados Asociados propiciando su compatibilización con la legislación nacional.
9. Realizar el seguimiento y la evaluación técnica de los convenios internacionales, bilaterales y multilaterales celebrados.

MINISTERIO DE SALUD
SECRETARÍA DE RELACIONES NACIONALES E INTERNACIONALES
SUBSECRETARÍA DE RELACIONES INSTITUCIONALES
DIRECCIÓN NACIONAL DE DETERMINANTES DE LA SALUD
RESPONSABILIDAD PRIMARIA:
Asistir en el análisis y evaluación de los determinantes socio-ambientales de la salud, promoviendo su difusión y utilización apropiada.
ACCIONES:
1. Promover el desarrollo de actividades de investigación en temas de determinantes socio-ambientales de la salud.
2. Difundir, en coordinación con las áreas pertinentes del Ministerio, los temas vinculados a la salud y sus determinantes socio-ambientales, de manera que puedan promover la adopción de conductas saludables en la población y la prevención de riesgos vinculados a los determinantes de la salud.
3. Identificar y difundir, en coordinación con las áreas pertinentes del Ministerio, los debates sobre tendencias epidemiológicas y de los servicios de salud y promover la transferencia de la información sobre experiencias y desarrollo científico en otros países.
4. Desarrollar estudios que permitan caracterizar epidemiológicamente y propiciar normas relativas a prevención, diagnóstico, tratamiento y vigilancia de las intoxicaciones.
5. Coordinar y consolidar fuentes de información, indicadores sobre temas de salud y sus determinantes socio-ambientales para incrementar el uso eficaz y eficiente de los recursos.
6. Proponer estrategias integradas entre los niveles de gobierno local, provincial, nacional y de la CIUDAD AUTONOMA DE BUENOS AIRES, para la estandarización de métodos de evaluación de impacto sanitario y socio-ambiental de los planes y programas de salud en ejecución en todo el país.
7. Promover y fortalecer el desarrollo de las capacidades en determinantes de la salud de las jurisdicciones y de la cooperación intra e intersectorial en el ámbito nacional.

PLANILLA ANEXA AL ARTÍCULO 2°
MINISTERIO DE SALUD

INCORPORACIONES


HOMOLOGACIONES


HOMOLOGACIONES CON REASIGNACIÓN


RATIFICACIONES



DEROGACIONES