viernes, 5 de febrero de 2016

Alerta de Seguridad: Desfibriladores Marca Philips



La empresa informó un defecto en un resistor de sus Desfibriladores Automáticos Externos (DEA) modelos FRx y HS1. Por este motivo, determinó aclarar cierta información que figura en el Manual del Usuario, acerca del mantenimiento de los mismos.

La ANMAT informa a los profesionales e instituciones que la firma “PHILIPS ARGENTINA S.A.” ha iniciado un alerta de seguridad sobre los siguientes productos comercializados en la Argentina:

Desfibrilador Externo Automático – Modelos FRx (código del producto 861304) – Marca PHILIPS - PM 1103-25 Número de lote/serie fabricados desde 02/02/2005 hasta 07/06/2012.

Desfibrilador Externo Automático – Modelo Heartstart HS1 (código del producto M5066A) - Marca PHILIPS - PM 1103-125 Número de lote/serie fabricados desde 09/12/2005 hasta 07/06/2012.

En el marco de sus actividades de vigilancia a nivel mundial, la empresa informó un defecto en un resistor denominado R92 de los equipos mencionados.

Por este motivo, determinó aclarar cierta información que figura en el Manual del Usuario, acerca del mantenimiento de sus Desfibriladores Automáticos Externos (DEA) modelos FRx o HS1. Puede consultar aquí la información proporcionada por PHILIPS ARGENTINA S.A.

Cabe mencionar que la empresa ha enviado notificación de estas acciones a todos los clientes a los que entrega mercadería en forma directa y a todos los distribuidores de la línea que podrían importar los equipos por sus propios medios.

Por todo lo expuesto, la ANMAT recomienda a los profesionales e instituciones de la salud que, ante cualquier duda o reporte, se contacten con PHILIPS ARGENTINA S.A. o bien con el Programa de Tecnovigilancia de esta Administración Nacional: tecnovigilancia@anmat.gov.ar

Fuente: ANMAT

martes, 2 de febrero de 2016

Argentina asumió la vicepresidencia del Comité Ejecutivo de la Organización Mundial de la Salud



Argentina tiene una destacada participación en el proceso de reforma de la organización internacional. Lemus se reunió con responsables de la OMS, de Estados Unidos y Francia.

El ministro de Salud de la Nación, Jorge Lemus, asumió en representación de la República Argentina la vicepresidencia del Comité Ejecutivo de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en el marco de la 138ª reunión del mencionado organismo internacional en Ginebra (Suiza), durante la pasada semana.

En una intensa agenda desarrollada en la sede de la OMS, el titular de la cartera sanitaria nacional se reunió la semana pasada con la directora de la organización sanitaria mundial, Margaret Chan. Mientras que poco antes, el ministro Lemus mantuvo un encuentro con la directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Carissa Etienne.

Lemus le presentó a Margaret Chan los lineamientos del nuevo plan de salud para la Argentina 2016-2019 y le solicitó apoyo en el proceso de creación de la Agencia Nacional de Evaluación de Tecnologías en Salud en lo referido a fundamentos, conceptos e instrumentos operativos. Asimismo le pidió su colaboración en lo que hace a estrategias de cobertura universal de salud y Atención Primaria de la Salud.

El ministro mantuvo también encuentros con responsables sanitarios de Estados Unidos y de Francia, encabezados por Jimmy Kolker, y Philippe Douste Blazy y Marc Boisnel, respectivamente. En ambas reuniones intercambiaron opiniones sobre problemas prioritarios de salud pública y sobre los criterios futuros para abordarlos, teniendo en cuenta la próxima renovación de autoridades de la OMS.

Durante las sesiones del Consejo Ejecutivo, Lemus se refirió a diversos temas de alcance sanitario como dengue y enfermedades infecciosas que pueden provocar emergencias en la salud pública; adicciones, enfermedades crónicas no transmisibles y seguridad vial.

Argentina, que es uno de los 14 países miembros del Consejo Ejecutivo, instancia en la cual ejerce la vicepresidencia, presentó un documento de consenso sobre el Marco de Colaboración con Agentes No Estatales (Framework of Engagement with Non State Actors / FENSA) que contiene lineamientos concretos sobre la colaboración con las Organizaciones No Gubernamentales, las entidades del sector privado, las fundaciones filantrópicas y las instituciones académicas.

Dicho documento, impulsado por Argentina, que lideró previamente un proceso intergubernamental en este sentido, será presentado para su aprobación en la Asamblea General de la OMS, prevista para mayo próximo.

A través de la Misión Permanente ante los organismos internacionales que tienen su sede en esa ciudad suiza, la República Argentina viene participando en diversas negociaciones y reuniones intergubernamentales sobre ese tema.

Además, el titular de la cartera sanitaria nacional tuvo una reunión de trabajo con Adriana Velázquez Berumen, consejera sobre políticas médicas de la OMS, centrada en la creación de la Agencia de Evaluación de Tecnologías en Salud. Con esa responsable hablaron sobre los actuales procesos de análisis de medicamentos, aparatos y procedimientos, y las características de agencias similares a nivel internacional.

En la 138º reunión, el ministro de Salud de la Nación también intervino en las medidas que se adoptaron para que los servicios de salud estén más integrados y centrados en las personas, y en el problema de la violencia contra integrantes de los equipos de salud. La delegación argentina participó igualmente de las reuniones del Grupo de las Américas (GRUA).

Fuente: Ministerio de Salud de la Nación

lunes, 1 de febrero de 2016

El ministro Lemus insiste con la creación de una nueva agencia reguladora de los medicamentos



El funcionario volvió a anunciar que el gobierno nacional buscará crear un nuevo mecanismo de control para la autorización de los tratamientos. El organismo “no tendrá nada que ver con la ANMAT”, afirmó Lemus. Además, se busca crear junto con las provincias una cobertura universal de salud.

Desde que se hizo cargo de la salud en el nuevo gobierno, Jorge Lemus busca crear un nuevo mecanismo para la autorización de nuevos medicamentos para el país. La nueva agencia, que todavía no tiene fecha de lanzamiento ni demasiada información sobre su funcionamiento, será la encargada no sólo de controlar los tratamientos que circulan en el país, sino los que busquen autorización para ser comercializado. De a poco, el ministro va dando señales de la forma que tendrá este espacio. Esta semana, afirmó que la nueva dependencia “no tendrá nada que ver” con la actual agencia de control. Además, adelantó que junto a las provincias buscarán crear una cobertura universal en materia de salud.

Lemus volvió a hablar de la nueva agencia de medicamentos, uno de los principales proyectos enunciados a la hora de hacerse cargo de la cartera sanitaria. “Se necesita una Agencia Nacional de Evaluación de Tecnologías, que no tiene nada que ver con el Administración Nacional de Medicamentos y Tecnología (ANMAT), que diga cuál es la evidencia científica de un determinado brote o medicamento”.

En una reciente entrevista con un medio español, Lemus habló sobre sus planes en materia de medicamentos en particular y para el sistema sanitario en general, dando pistas sobre sus próximas medidas. En concreto, el ministro ratificó la idea de crear la denominada Agencia Nacional de Evaluación de Tecnologías de la Salud, una nueva herramienta para el control de los tratamientos que circulan en el país. Su objetivo es, según palabras de Lemus, “ayudar a definir qué medicamentos, aparatos y procedimientos sanitarios deben ser cubiertos por la solidaridad social”, a fin de obtener “una medicina basada en la evidencia y la seguridad científica”.

Además, el ministro se refirió a la situación en que se encontraron las dependencias estatales encargadas de controlar el mercado de medicamentos. En este sentido, Lemus adelantó que buscará “evitar la injerencia política en las instituciones”, una práctica que, afirmó, “sí ocurría durante el Gobierno anterior en entidades como el PAMI o la ANMAT”. "Nosotros estamos en hacer concursos y no hacer nombramientos políticos para cada vez tener una administración más solvente, más idónea, que no esté relacionada para nada con la política", enfatizó.

El ministro de Salud explicó los avances de la nueva agencia en el marco de una entrevista donde habló de su plan de crear un plan de cobertura universal de salud junto a todas las provincias. "Nosotros tenemos un Plan de Enfermedades de la Pobreza Cero; dentro de los planes de gobierno que iniciamos el 10 de diciembre está la cobertura universal de salud, es decir que todos los habitantes del país tengan una cobertura", agregó Lemus a la agencia Télam. En esa línea, el ministro - sanitarista y especialista en atención primaria de la salud- describió que "hay gente que tiene una cobertura privada, otra que tiene la seguridad social del PAMI pero hay otra que no tiene ninguna".

Lemus explicó que existen "24 planes de salud" distintos en cada provincia, por lo que se trata "de hacer un pacto con cada jurisdicción para tener esa cobertura universal y orientar todos los apoyos que damos, un poco verticalizados y que no tienen relación entre ellos, en una sinergia para lograr esa cobertura universal". "Estamos detrás de esta cobertura que va a atacar fundamentalmente a las enfermedades de la pobreza", dijo Lemus y detalló: "Es un plan global que llevará cuatro años pero eso no quiere decir que va a haber avances año por año pero el abordaje va a llevar un período de gobierno".

Lemus describió que "hay enfermedades de la pobreza y un circulo vicioso entre pobreza y enfermedad" y advirtió que "hay un importante número de enfermedades relacionadas con la pobreza, como el chagas, la leptospirosis, la leishmaniasis, y algunas infecciosas como el dengue, que están relacionadas con las condiciones de vida y las condiciones socioeconómicas". Además, explicó además que cuando el índice de la pobreza medido por las necesidades básicas insatisfechas de una provincia es mayor, mayor será la importancia de estas enfermedades y aún de otros indicadores".

A la vez, destacó que por estas horas para prevenir el dengue "hay que llegar al ciudadano con un mensaje claro para que se elimine esa fuente de reproducción del mosquito que es la única medida preventiva que tenemos a mano". En este sentido dijo que la campaña de descacharrización no sólo previene el dengue sino también el zika y la fiebre chikungunya que están asolando la región y destacó que la única ventaja que se tiene "es que los tres virus son transmitidos por el mismo mosquito".

Subrayó además que una de las políticas que llevará adelante es "la disminución de la segmentación del sistema de salud en las 24 provincias y de la fragmentación del sistema donde hay una medicina privada, las obras sociales; el sistema público, el Pami que se comporta como un sistema por separado, las ART". "También hay una novedad en los últimos años que es la judicialización de los problemas de la salud, que es la proliferación de amparos a un ritmo alarmante, lo que configura un sexto sistema de salud", precisó Lemus.

El funcionario destacó que están detrás "de una paulatina integración de todos los sistemas, yendo hacia un sistema más integrador de lo público y lo privado, que evite costos de transacción y que permita al ciudadano tener una cobertura universal de salud". "Que el habitante tenga esta cobertura universal -dijo Lemus- aún cuando después tenga que pactar con otro sistema o lo que fuera pero el ciudadano debe tener una idea clara de quién es el responsable de la salud".

Fuente: Mirada Profesional

viernes, 29 de enero de 2016

CABA: se crea el régimen de adecuación de establecimientos hospitalarios privados en seguridad edilicia



Ley 5448 - Ciudad Autónoma de Buenos Aires

Creación del Régimen de adecuación de establecimientos hospitalarios privados en seguridad edilicia

Fecha sanción: 3 de Diciembre de 2015
Fecha BO: 19 de Enero de 2016

Síntesis: Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Se crea el Régimen de Adecuación de Establecimientos Hospitalarios Privados en Seguridad Edilicia en los establecimientos asistenciales, hospitales, hospitales pertenecientes a las fuerzas armadas y de seguridad, clínicas y sanatorios, de gestión privada de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

jueves, 28 de enero de 2016

Un paso hacia el buen morir

La Asamblea Nacional apoyó la “ley de final de la vida”, que permite aplicar la “sedación profunda y continua” a enfermos terminales que la pidan, y garantiza que la suya será la última palabra. La iniciativa todavía debe ser aprobada por el Senado.

La Asamblea Nacional francesa aprobó la “ley de final de la vida”, que permite la “sedación profunda y continua” para enfermos terminales que así lo soliciten, pero prohíbe la ayuda activa para morir, tanto sea mediante suicidio asistido o eutanasia. La norma, que fue resultado del consenso entre el oficialista Partido Socialista y los conservadores, y recibió tratamiento en foros nacionales desde 2012, ahora debe ser debatida en el Senado. La iniciativa –que fue promesa de campaña del actual presidente, François Hollande– estipula que los médicos estarán obligados a retirar medicamentos, hidratación y alimentación y aplicar esa sedación a los pacientes que padezcan una “afección grave e incurable”, tengan “pronóstico vital comprometido” y vivan un “sufrimiento que resiste a los tratamientos”.

El avance del proyecto de ley reavivó el debate en la sociedad civil. Por un lado, la Asociación por el Derecho a Morir con Dignidad denunció la “falta de ambición de los parlamentarios” porque “no representa ningún avance real para los pacientes en fin de vida ni para sus familias”. En cambio, la ONG Aliviar pero no Matar criticó el texto por considerarlo ambiguo, al no indicar explícitamente que la sedación no implica “provocar la muerte”. Partidos con representación parlamentaria como los radicales de izquierda y los ecologistas pidieron una ley de asistencia activa para morir. De acuerdo con un relevamiento realizado en marzo del año pasado por BVA Orange y dado a conocer por la cadena iTélé, el 96 por ciento de la población apoya el proyecto de ley. Durante su campaña electoral, Hollande se comprometió a impulsar la legalización de “una asistencia medicalizada para terminar la vida desde la dignidad”.

En Francia, existe ya una ley que garantiza el derecho a evitar el encarnizamiento terapéutico ya está contemplado legalmente, pero esta nueva norma busca asegurar que se aplique de manera “general y homogénea” en todos los centros médicos del país. Además, será el paciente quien tenga la última palabra acerca de la sedación; deberá hacerla constar por escrito, y su médico no tendrá posibilidad de apelar esa voluntad. En caso de que no pueda expresarla, la decisión recaerá en una persona a quien haya designado previamente y por escrito; esa designación no vencerá con el tiempo y lo que esa persona decida tendrá preminencia por sobre cualquier otra opinión. De acuerdo con el marco legal actual, quien tiene la última palabra acerca de la sedación profunda es el médico tratante.

Este proyecto de ley es el sucesor de otras normas aprobadas, sucesivamente, en 1999, 2002 y 2005. Su texto es resultado del consenso obtenido por el diputado socialista Alain Claeys y su par conservador Jean Leonetti, que definió la norma como la posibilidad de acceder al “dormir antes de morir para no sufrir”. Para Leonetti, además, la nueva ley evita “el enfrentamiento brutal entre la derecha y la izquierda, al mismo tiempo que un debate caricaturesco entre la moral y el progreso”. Cardiólogo de profesión y autor de la ley de 2005, Leonetti aseguró que la “cultura paliativa”, en referencia a los cuidados que se brindan a enfermos terminales, ya se desarrolló pero que “el mal morir continúa (sucediendo) en Francia”. Por su parte, Claeys evaluó que esta ley podría servir como un puente y una avance hacia una ley de eutanasia. “Antes de abrir otras etapas, seamos modestos: intentemos aplicar” esta ley y “hacerla conocer”, declaró el legislador.

La ministra de Salud, Marisol Touraine, declaró que la iniciativa marca “un avance histórico que pone la enfermedad en el corazón de la decisión”.

Fuente: Página 12